417. Hermanas de Pro Ecclesia Sancta




“Pro Ecclesia Sancta no podrá ser jamás otra cosa que una reunión de personas enamoradas de Jesucristo y que, ayudadas por Él, 
se santifican amando apasionadamente a Dios y al prójimo”. 
(P. Pablo Menor)


Las Hermanas pertenecen a la Familia Eclesial Pro Ecclesia Sancta - Obra del Corazón de Jesús fundada por el P. Pablo Menor Menor SI (1899-1992) en 1992 en la Archidiócesis de Lima (Perú). Pro Ecclesia Sancta está formada por seglares (Avanzada Católica), sacerdotes y religiosas, y tiene por carisma vivir y promover la vocación universal a la santidad por medio de la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús, contribuyendo a la renovación, fortalecimiento y expansión de la Iglesia Católica para que Cristo reine en la humanidad. Su apostolado se centra en las familias, los niños, los jóvenes y los más necesitados, implicándose en el plan pastoral que se esté llevando a cabo en las Diócesis a través de la formación y del ministerio sacramental. Pro Ecclesia Sancta se encuentra presente en Perú, Ecuador, EEUU y España (sacerdotes en Madrid y Hermanas en Orihuela).



416. Hijas de la Sagrada Familia



Las Hijas de la Sagrada Familia son una Asociación Pública de Fieles fundada el 9 de noviembre de 2011 en la Archidiócesis de Barranquilla (Colombia). El Instituto es de vida contemplativa y tiene por carisma la adoración perpetua a Jesús Sacramentado, vivir y enseñar una profunda devoción a la Virgen, así como la consagración a Jesús por María siguiendo el método de San Luis María Grignion de Montfort. Junto a los tres votos de pobreza, castidad y obediencia, profesan un cuarto voto de “esclavitud mariana”.


“Todos los monasterios de esta Congregación reciben por primer 
nombre “Belén” porque tenemos como fin primero 
vivir a semejanza de Cristo e imitarlo en su vida de pobreza 
que se manifiesta desde su mismo nacimiento”.

La Sagrada Familia es su modelo más perfecto con el que se identifican para vivir en plenitud su carisma. Con sus vidas ocultas al estilo de la de Jesús en Nazaret, las monjas ofrecen sus vidas en oblación al Señor con el que permanecen día y noche ante su Presencia Eucarística, dejándose transformar en Él e intercediendo particularmente por la Iglesia, los sacerdotes y consagrados. Quieren ser como María Santísima: hijas fieles en quienes se complazca Dios para llevar a cabo sus designios, esposas que a semejanza suya le acompañen en todo momento con el amor más puro y madres en las que se encarne el Verbo para darlo a toda la humanidad.


Junto al apostolado específico que constituye la vida de contemplación, las monjas brindan espacios de diálogo y oración en sus monasterios, realizan acompañamiento espiritual, dirigen retiros e imparten catequesis cuando las parroquias solicitan su colaboración. Las Hijas de la Sagrada Familia se encuentran presentes en Colombia (Barranquilla), Ecuador (Quito) y España (Menorca y Valencia).