406. Carmelitas Contemplativos



“Vivir en obsequio de Jesucristo como reza la Regla del Carmelo es nuestro presente, y deseamos amarlo y hacerlo amar”.

Los Carmelitas Contemplativos son una Asociación Pública de Fieles fundada por Fray Andrés Jaramillo, anteriormente Carmelita Descalzo, en la Diócesis de Girardota (Antioquía, Colombia). Quieren ser amigos fuertes de Dios, como lo quería Santa Teresa de Jesús, construyendo el Reino en santidad, en un estilo de vida que busca la intimidad con Jesús en la oración, la fraternidad, el trabajo manual, la consolación, la pobreza y el silencio.


Los Carmelitas Contemplativos viven y profesan la espiritualidad del Carmelo, regidos por la Regla de San Alberto de Jerusalén y alimentados con la doctrina de Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Santa Teresita del Niño Jesús, Santa Teresa Benedicta de la Cruz, Beata Isabel de la Trinidad y demás Santos y Santas del jardín del Carmelo.

Su  principal apostolado es el de la oración y el de la santificación personal y comunitaria, con el ofrecimiento permanente de actos por amor para la salvación de las almas. Su misión particular es la acogida y consolación de hermanos que sufren soledad, tristeza, violencia, vacío… por medio de la escucha, la dirección espiritual, los retiros espirituales personales o comunitarios y la celebración de los Sacramentos.


Facebook: Fraternidad Sagrado Corazón
Email: contemplativosdelcarmelo@gmail.com 

2 comentarios:

John Castro Macias dijo...

Aspiro que esta pequeña reforma siga adelante en este Pais y porque no se expanda en muchas partes mas

Anónimo dijo...

Pienso que cuando una persona es elegida por Dios para la creación de un nuevo instituto de vida consagrada esta persona debe ser humilde ,llevar una vida de oración continua y ser ejemplo de que Jesucristo esta VIVO . nadie y nada en este mundo tienen la suficiente certeza para determinar si un individuo esta llamado por nuestro señor ya que el es el dueño de la mies y elije a sus obreros de no ser así seria montar su propio negocio a veces prevalece mas lo HUMANO que la Divinidad de nuestro Señor. bendiciones