Monasterio Santa María de los Desamparados de Moncada, Oblatas de Cristo Sacerdote


403. Religiosas Pureza de María Santísima


Venerable Madre Alberta Giménez (1837-1922)

“Llamadas a seguir a Cristo consagrado y enviado para revelar y comunicar a todos los hombres el amor del Padre, las Hermanas de la Pureza, atraídas por la fuerza de su amor, nos ofrecemos en don total a Dios consagrándonos a Él, con el deseo de participar más intensamente en la vida de Cristo…”. (Const. 15)

Las Religiosas Pureza de María Santísima son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Venerable Madre Alberta Giménez Adrover en 1874 en Mallorca (España). Madre Alberta fue madre y educadora, y éste es el legado carismático que dejó a sus hijas: mujeres consagradas a Jesús con la misión de formar los corazones de la niñez y juventud, al estilo de la Virgen María como modelo de transparencia y pureza, en comunión con la Iglesia y en un clima de auténtica familia. La espiritualidad del Instituto es cristocéntrica, mariana e ignaciana, y está caracterizada por el amor a la Virgen, la dedicación a la misión educadora, la eclesialidad, la voluntad de superación y el espíritu de familia.


Su apostolado consiste mayormente en la actividad en colegios, pero también trabajan en residencias universitarias, un centro de enseñanza superior, hospitales, internados, dispensarios y otras obras en favor de la sociedad y sus miembros más necesitados. El instituto está presente en España, Italia, Nicaragua, Colombia, Venezuela, Panamá, República Democrática del Congo y Camerún.




402. Hermanas de Bethania, Consoladoras de la Virgen Dolorosa


Madre Dolores de María Zea Fernández (1883-1983)
Madre María de la Cruz Pinto Tobías (1883-1972)

Las Hermanas de Bethania, Consoladoras de la Virgen Dolorosa, son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por las Madres Dolores de María Zea Fernández y María de la Cruz Pinto Tobías el 20 de enero de 1928 en la ciudad de Tecla (El Salvador).


Las Hermanas de Bethania viven en fraternidad sólo para Dios, en la intimidad con Cristo en la oración y por el apostolado activo sirviendo a la Iglesia en su misión de fe al mundo, a través de la evangelización, la catequesis, la educación y las obras de misericordia.

Su carisma está inspirado en la casa de Bethania, donde Jesús acudía a descansar, teniendo en Marta y María el modelo de seguimiento de Cristo. Consagradas enteramente a Él, como las hermanas de Lázaro hacen del Señor  el centro y la razón de sus vidas, conviviendo en su Nombre como hermanas, dejándose cautivar por su Palabra, entregadas a la oración contemplativa como María y al servicio de la Iglesia como Marta en su misión de fe al mundo.


Su espiritualidad es cristocéntrica y mariana. Cristo es el centro de sus vidas, realidad particularmente expresada en la adoración de su amorosa Presencia Eucarística y en la participación consciente, piadosa y activa en el Santo Sacrificio Eucarístico de su Cuerpo y Sangre. Esta espiritualidad cristocéntrica las lleva a una vida trinitaria, a fin de vivir la caridad del Padre, la gracia de Nuestro Señor Jesucristo y la comunión del Espíritu Santo.


Toda la vida de María fue un continuo acto de fe, esperanza y amor; dueña y señora de sí misma, confiaba totalmente en la Palabra de Dios encarnada en su Hijo. La Virgen Dolorosa es Madre y Maestra del Instituto. Como Madre nos engendró en el Calvario: “Mujer, he ahí a tu hijo”; y como Maestra enseña con su vida ofrecida y su fe a ser toda para Dios y a aceptar su Voluntad incluso en las situaciones más dolorosas. Las Hermanas de Bethania quieren ser consuelo para el Corazón doloroso de la Virgen María, acompañándola desde la maternidad espiritual en todas las situaciones injustas y de sufrimiento de nuestro mundo y que Jesucristo redimió con su sacrificio en la Cruz.


Las Hermanas regentan colegios, colaboran en la pastoral parroquial y catequesis, hogares para niños huérfanos y en necesidad, residencias de ancianos, residencias de estudiantes, clínicas, comedores y dispensarios, casas de retiro y misiones ad gentes.  El Instituto está presente en Guatemala, El Salvador, Colombia, Bolivia, Venezuela, México y EEUU.


Email (México): buenamadre@hotmail.com

401. Hermanas de Nazaret



Las Hermanas de Nazaret son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por Mons. José Óscar Barahona, obispo de San Vicente (El Salvador), el 27 de diciembre de 1983. Como Hermanas de Nazaret viven el espíritu del humilde hogar de la Sagrada Familia, constituyendo éste su programa de vida: oración, pobreza, trabajo, humildad, sencillez, sacrificio, amor y alegría. Jesús, la Virgen María y San José son los Patronos de la comunidad, junto a Santa Teresa del Niño Jesús, cuya doctrina del camino de infancia espiritual tienen por propósito seguir. Las Hermanas se dedican al trabajo pastoral en medio de la gente sencilla, para dar a conocer el mensaje de salvación de Jesús y ayudar a los fieles a vivirlo. Están presentes en hospitales, asilos, orfanatos, escuelas, parroquias y donde Dios las lleve a anunciar la Buena Nueva.


400. Siervas de Cristo Resucitado



Las Siervas de Cristo Resucitado son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por las Hermanas Jesusmerling Poche y Jesussandra Rosa, con Mons. Josu Iriondo, obispo auxiliar emérito de Nueva York, el 9 de junio de 1998 en Nueva York (EEUU).

Su carisma consiste en “servir como testigos del Resucitado en el gozo del Espíritu Santo en la Iglesia y en el mundo”. Su servicio, con alegría y dedicación, quiere ser signo visible de que Cristo, por Quien lo han dejado todo, está vivo y quiere darse a conocer a través de sus vidas a los más necesitados: “Las Siervas de Cristo Re­sucitado comunican con prontitud el anuncio pascual a los demás con el gozo, la fe y la vida del que venció la muerte”.


Su lema es “amar para descubrir y juntos alabar”. Su objetivo principal al pronunciar estas palabras es tratar de amar a todos por igual, sin distinción de personas, descubriendo los dones y carismas de las personas que están a su alrededor y juntos alabar al que merece toda la gloria, toda la honra y todo el honor, Jesucristo. Predican el amor de Dios a través de la oración, la adoración a Jesús Sacramentado, la penitencia, el anuncio del kerigma; impartiendo charlas, talleres, retiros a personas de diferentes edades, asistiendo en el Santuario de la Santísima Trinidad- Centro Católico Carismático- en dife­rentes áreas, colaborando en la pastoral parroquial, etc.

Las Siervas de Cristo Resucitado están presentes en los Estados Unidos (Bronx, NY), Ecuador (Manabí, Montecristi) y República Dominicana (Santo Domingo y Santiago).



Ha sido fundada también la rama masculina de los Siervos de Cristo Resucitado.

399. Compañía de Esclavas del Corazón Inmaculado de María


Un lector me pide que publique una entrada sobre una comunidad religiosa que conoció en una peregrinación al Santuario de Covandoga (Asturias). No he encontrado prácticamente nada, así que esto es lo único que puedo compartir. Si alguien sabe más que deje algún comentario. Gracias.


La Compañía de Esclavas del Corazón Inmaculado de María fue fundada por la Madre María del Pilar Martínez el 4 de diciembre de 1954 en Oviedo (Asturias). La Compañía tiene por carisma la reparación y desagravio a los Corazones de Jesús y María. Hasta hace poco las Esclavas han atendido la casa de ejercicios del Santuario de Covadonga, pero debido a la avanzada edad de las Hermanas y la falta de vocaciones, han dejado el Santuario para trabajar en el servicio a la Basílica de San Juan el Real de Oviedo. Actualmente sólo quedan 5 Hermanas de este Instituto. Generalmente los Institutos Religiosos no admiten a mujeres mayores de 35 años. Animo a mujeres maduras que por circunstancias no han podido ingresar en la juventud a la vida religiosa se pongan en contacto con estas Hermanas; y así, si el Señor quiere, pueda reflotar esta Compañía.

- Esclavas del Corazón Inmaculado de María
C/ Fray Ceferino, 24, 4º B
33001 Oviedo
Principado de Asturias