403. Religiosas Pureza de María Santísima


Venerable Madre Alberta Giménez (1837-1922)

“Llamadas a seguir a Cristo consagrado y enviado para revelar y comunicar a todos los hombres el amor del Padre, las Hermanas de la Pureza, atraídas por la fuerza de su amor, nos ofrecemos en don total a Dios consagrándonos a Él, con el deseo de participar más intensamente en la vida de Cristo…”. (Const. 15)

Las Religiosas Pureza de María Santísima son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Venerable Madre Alberta Giménez Adrover en 1874 en Mallorca (España). Madre Alberta fue madre y educadora, y éste es el legado carismático que dejó a sus hijas: mujeres consagradas a Jesús con la misión de formar los corazones de la niñez y juventud, al estilo de la Virgen María como modelo de transparencia y pureza, en comunión con la Iglesia y en un clima de auténtica familia. La espiritualidad del Instituto es cristocéntrica, mariana e ignaciana, y está caracterizada por el amor a la Virgen, la dedicación a la misión educadora, la eclesialidad, la voluntad de superación y el espíritu de familia.


Su apostolado consiste mayormente en la actividad en colegios, pero también trabajan en residencias universitarias, un centro de enseñanza superior, hospitales, internados, dispensarios y otras obras en favor de la sociedad y sus miembros más necesitados. El instituto está presente en España, Italia, Nicaragua, Colombia, Venezuela, Panamá, República Democrática del Congo y Camerún.




1 comentario:

López Diomer dijo...

Muchas gracias Sr. Ceráfico.