391. Esclavas Misioneras de Cristo Rey



Madre María Dolores (centro)

Las Esclavas Misioneras de Cristo Rey son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por la Madre María Dolores Di Majo en 1930  en Palermo (Italia). El carisma del Instituto consiste en ofrecer sus vidas por el restablecimiento de la unidad de los cristianos, atrayéndolos con el testimonio evangélico y la verdad de la doctrina a la Iglesia Católica. Así ofrecen sus oraciones, penitencias y trabajos apostólicos por esta intención. Las Hermanas quieren reunir a los pies de Cristo, Rey del Universo, a todos los hombres y mujeres que salen a su encuentro, ideal que encuentra su inspiración en la máxima sálmica: “Todas las naciones le servirán”.


El segundo pilar del Instituto es la impronta misionera, por lo que las Hermanas deben estar dispuestas a predicar en todo momento el Evangelio y a ser enviadas a cualquier lugar de misión donde la Iglesia las requiera. Sin haber tenido todavía una expansión que las permita trabajar en contextos misioneros tradicionales, las Hermanas colaboran en parroquias, asistencia a familias necesitadas, atención a personas mayores sin recursos, a niños en estado de necesidad, etc. En México atienden zonas pastorales sin apenas presencia de sacerdotes.  Están presentes en Italia y México.


- Ancelle Missionarie di Cristo Re
Via Petrazzi, 5
90145 Palermo (PA)
Italia

390. Hermanas del Buen Consejo



Madre Maria Bernadete (centro)

Las Hermanas del Instituto de Nuestra Señora del Buen Consejo son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por la Madre Maria Bernadete de Figueiredo en 1963 en la Archidiócesis de Río de Janeiro (Brasil).

La Eucaristía es el centro de su espiritualidad. Así como en la Eucaristía Jesús se inmola constantemente al Padre por la humanidad, las Hermanas se inmolan al Padre con Jesús por la santificación de los sacerdotes y las almas consagradas. Este carisma fui inspirado a la Madre Maria Bernadete por el texto evangélico de San Juan 17,19: “Por ellos yo me consagro”.


Reconociendo su pequeñez y fragilidad, las Hermanas confían su vida y obras al Corazón Maternal de Nuestra Señora del Buen Consejo, y, como María, quieren estar siempre al lado del Cordero, ofreciendo el sacrificio de su existencia por la santificación de los sacerdotes, viviendo así con la Madre de Dios el sacerdocio del amor.

Las Hermanas prestan servicio a la Iglesia en parroquias, comunidades de periferia, colegios e instituciones educativas y formativas de caridad, orfanatos, hospitales, seminarios diocesanos, casas de retiro, etc.


- Instituto Nossa Senhora do Bom Conselho
Rua Pe. Arlindo Vieira s/n
Maricá, RJ
Brasil
Tel. (21) 26 37-2867