Monjes Jerónimos









16 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas imágenes transmiten una sensación de gran fervor y devoción. Me llama la atención lo que ha cambiado el hábito jerónimo en comparación con el que llevan ahora. Ojalá el Señor suscite la ilusión por esta vocación en muchos hombres, que pueden revitalizar la Orden y darla un nuevo impulso. Lo necesitan.

Ildefon dijo...

Me planteo la vocación monástica y me acompaña mi director espiritual que es cura diocesano. Para él todos los monjes son más o menos lo mismo. He leído que los cistercienses trapenses no tienen recreaciones comunitarias nunca. ¿Cómo se conocen entonces? Si alguien me pudiera decir de algún monasterio que esté bien, con una comunidad simpática y que no tenga hoteles al lado ni cosas de esas que desdicen la pobreza y la paz. ¿Los jerónimos son recomendables? ¿Tienen buena formación? E leído que son muy mayores y eso me asusta algo. Yo 25 años, de Valladolid. Gracias.

Anónimo dijo...

Ildefon. Si tengo que recomendarte una comunidad monástica, yo sin duda te recomiendo el monasterio cisterciense de Poblet (Cataluña). He estado en dos ocasiones en la hospedería interna y te puedo decir que se respira espiritualidad y paz por todas las paredes que son en si mismas un monumento extraordinario. Además la comunidad de 33 monjes esta formada por un buen numero de ellos jóvenes y se les ve felices.
No te puedo decir nada de los Jerónimos porque no los conozco ni otros monasterios.
Tiene pagina web por si quieres echar un vistazo www.poblet.cat
Ánimos con la vocación, que Díos te guie.

Anónimo dijo...

Hola, Ildefon...
Yo he estado en casi todos los monasterios de España, como huésped, y algo sé de ellos. Si quieres que te informe en la medida que pueda, quizá algo te sirva para aclarar tu camino. Me llamo Fernando, te dejo mi email y si quieres me escribes y hablamos.
baynand@hotmail.com
Fernando.

Anónimo dijo...

Seráficos...
Muchas gracias por publicar mi comentario, si en algo puedo servir a alguien que está buscando su camino hacia Dios, bienvenida sea mi experiencia de tantos años recorriendo monasterios... (no como "turista", sino como buscador del Silencio, como buscador del encuentro con El).
Enhorabuena por tu blog... es verdaderamente asombrosa la cantidad de grupos y fraternidades que has recogido en él.
Te doy las gracias por una información tan, tan extensa y cuidada. Un abrazo.
Fernando.

Diego dijo...

+ Querido Ildefon, si tuviera que recomendar a un amigo algún monasterio de España, le diría que fuera a la Abadía benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos (sierra de Madrid). Tienen vocaciones y son muy cuidadosos de su carisma. Te encomiendo. Diego.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo publicado anteriormente: la abadía de la Santa Cruz del Valle de los caídos goza de muy buena salud espiritual, no puedo decir lo mismo de la abadía de Poblet, donde creo que hay una fuerte corriente nacionalista...

Anónimo dijo...

En primer lugar, desde aquí una pregunta sobre cómo están los Monjes Jerónimos y en qué radica su escasez de vocaciones. Cerrado Yuste, ¿qué queda en El Parral? Al parecer, un Prior que fue sacerdote diocesano, luego su espiritualidad primigenia no coincide...
Enlazado con esto, me permito opinar sobre el Valle de los Caídos. El actual Abad-si, como creo, no ha cambiado-vivió fuera del monasterio dando clase algunos años. El Maestro de Novicios-también puede haber cambiado y no doy nombres por obvia discreción- provenía de una corriente espiritual tipo "Opus Dei". No sé, pues, hasta qué punto es plena la espiritualidad benedictina.
Ildefon, si es preciso cambia a un director espiritual que afine más; y no busques una "comunidad simpática", búscala madura y entregada a Dios que te ayude a realizar aquel designio maravilloso que el Señor tiene para la vida contemplativa y que expresó Teresa de Lisieux: "el Amor comprende todas las vocaciones, por eso, en el corazón de mi madre la Iglesia, yo seré el Amor". Rezo a María por ti.

Ildefon dijo...

Gracias a todos y al que permite este medio para relacionarse. Gracias Fernando por tu ofrecimiento. Te escribiré. He estado cuatro días en un monasterio cisterciense. La vida de oración muy buena y cuidada. Los monjes agradables unos pero otros no tanto... pero pobreza he visto poca. No me siento llamado a vivir en esa "opulencia" (que se tiene de todo y en abundacia, y personas contratadas he visto). Grande monasterio, pero deseo algo más pequeño y humilde. Ya sé que quizá pido mucho, pero en verdad no pido nada del otro mundo. Grcias por vuestra oraciones

Anónimo dijo...

Ildefon, por mi parte, seguiré encomendándote muchísimo, en especial a María. Y no dejes de buscar, si ese monasterio no te atrae, habrá otros. La suntuosidad, el personal contratado incluso, pueden contrastar con la pobreza que tú buscas...pero, ante todo, valora que sean monjes pobres de corazón, es tu corazón el que ha de mantenerse pobre y desprendido mediante la observancia regular (sin singularizaciones) aun en medio de esa posible opulencia que notes.
Que tropezases con monjes agradables y otros menos, corrobora aquello de S. Agustín: "donde hay hombres, se encontrarán debilidades".
Por otra parte, el sitio ideal no existe.
Mucho ánimo, que una vocación contemplativa (y además, masculina) no puede perderse hoy. Eres necesario a la Iglesia, a España, al Señor. Cultiva con oración, con búsqueda y con docilidad lo que el Señor ha sembrado tan bondadosamente en tu alma.

Anónimo dijo...

IIdefon, hola!
Una reflexión sobre algo que conocí en primera persona:
Quería compartirte que en los monasterios Cistercienses Trapenses, no hay recreaciones comunitarias, según sus constituciones. Esto implica un cierto énfasis en la soledad, valor monástico muy importante. Pero la ausencia de recreo no implica para nada que los monjes no se aprendan a conocer entre sí, y a amarse como hermanos. Además, la vida fraterna tiene muchísimos matices en el día a día de la comunidad, por ejemplo, el hermano enfermero que atiende a altas horas de la noche a los ancianos en la enfermería, y tantos servicios que los hermanos se prestan entre sí, por amor. Por lo que aprendí, en mi pequeña experiencia, se vive una vida fraterna muy intensa, aunque no existan los recreos. Por otro lado conocí monasterios de otras órdenes donde había uno o dos recreos diarios, pero eso no implicaba necesariamente que haya armonía o que las cosas fueran bien. A menudo la ironía se hacía presente en los diálogos... Lo digo sin ánimo de juzgar,es lo que vi.
Un abrazo y que Dios te bendiga!
Juan

William ESPINOSA SANTAMARIA dijo...

Carìsimo Ildefon: veo que buscas con ansia al Señor. Toda experiencia religiosa es por si misma hermosa, he tenido la oportunidad de estar de retiros en varios Monasterios Benedictinos en Europa y bueno, si uno busca lo que pretendes te recomiendo que mires en la página web las Cartujas y/o los Eremitas. En Burgos esta el Yermo Camaldulense de Nuestra Señora de Herrera, son pocos, llevan una vida de silencio y oración, hacen realidad en su vida el ora et labora de San Benito y bueno, ellos mismos hacen todo, pero su principal ideal es lograr la santificaciòn propia desde el dia a dia de cada dia. Obviamente comparten entre ellos, pero de forma sobria y prudente sin que ello impida lo esencial buscar a Dios y dejarse cercar por EL. El Prior es un gran hombre dale busca y encontraras, Si quieres mas información escríbeme a: wespinosasantamaria@gmail.com y te daré la información que requieras. Soy Colombiano, pero suelo ir con relativa frecuencia. UN ABRAZO, ANIMO Y ADELANTE.

Francisco dijo...

En un periódico del año 2004, leo lo siguiente:

“Los monjes Jerónimos se han convertido en la primera orden masculina de vida contemplativa que se ha instalado en Teruel, en concreto en el convento de San Valentín de Báguena, donde durante 400 años han permanecido las Clarisas. Los tres monjes Jerónimos, Fray Javier Álvarez (45 años), Fray Ricardo Antequera (29) y Fray Jaime Luis Pedriza (26), atenderán una hospedería mixta monástica, harán repostería y pintarán iconos de estilo bizantino para poder mantenerse. Los dos monjes más jóvenes realizarán la profesión solemne en el primer semestre del año que viene. Antes, estos tres monjes estaban en el monasterio de Santa María del Parral (Segovia)”.

Unos tres meses después aparece la siguiente noticia en el mismo periódico:

“Los tres monjes de la Orden de San Jerónimo que residían en la localidad turolense de Báguena abandonaron ayer el convento de San Valentín. Estos tres monjes residían en este convento desde hacía tres meses. La Orden ha pedido a los tres monjes que abandonen el convento, a pesar de la oposición de los vecinos del pueblo a que se vayan de la localidad, ya que, según el alcalde, "estaban muy integrados con la gente de la localidad”. El edificio será asumido formalmente por el Obispado de Teruel y Albarracín y quedará cerrado”.
____________

La noticia es de 2004. ¿Alguien sabe algo de esto? La juventud de los monjes Jerónimos que dice la noticia es llamativa, ya que en el Parral de Segovia no hay nadie de esas edades, lo que hace suponer que estos tres monjes jóvenes dejaron la Orden cuando les mandaron por obediencia volver a el Parral. ¿Pero cómo es que tuvieron permiso para estar en Báguena con un proyecto de fundación de nuevo monasterio, y a los tres meses se les requiere que regresen? ¿Por qué estos tres jóvenes se fueron del Parral a Báguena cuando en el Parral se necesitaban monjes debido a la edad avanzada de la comunidad del Parral? No sé, todo esto me parece extraño… y me sugiere que estos tres, que ya no son monjes Jerónimos, querían una vida monástica diferente a la del Parral, quizá con un nuevo impulso y nuevas ideas para revitalizar la Orden que se extingue… lo que deja claro es que vocaciones a la Orden las hay, pero parece que terminan aplastándolas con la política de gobierno de la casa central del Parral, ahora la única casa jerónima masculina que queda. ¿Alguien sabe de qué iba todo esto?

Anónimo dijo...

Lo que ocurrió con la fundación del pueblo de Teruel fue lo siguiente:

El que era prior hasta ese momento y los juniores, solicitan y reciben todos los permisos para una fundación nueva.

Al Parral había llegado un sacerdote secular, que como no ascendía según le hubiera gustado en sus pretensiones, se mete a monje a ver si lo hacen pronto prior. Le dan la profesión solemne saltándose los tiempos establecidos, pero ay!
se encuentra que hay uno, más joven que él…. uffff, nombrado y apreciado por aquella comunidad, mayores en su inmensa mayoría. Se dedica a hacerles la vida imposible, al prior, y a los jóvenes que le seguían. Se cuenta que llegaron a las manos…. presuntamente, claro.

Decidieron fundar en otro sitio y para ello solicitaron y se les dieron todos los permisos, de la comunidad y del general (el obispo de Segovia) para ir, y del ordinario del nuevo sitio, claro. Les ayudan, les dejan dinero, les compran una furgoneta. Y a los tres meses, cuando solicitan el permiso para la profesión solemne de los juniores, permiso que necesitaban porque la nueva comunidad aún no tenía constituido capítulo y debían solicitarlo al Parral, se la deniegan, echándolos de la Orden, sin más opción.

El único que podía volver era el prior, porque estaba en su derecho y para echarlo había que hacer un proceso canónico pero evidentemente ante esta tropelía no consintió. El nuevo al poco se nombró prior de los monasterios que quedaban, Yuste y El Parral, provocando incluso la salida de monjes de allí de más de treinta años de vida religiosa y muy queridos por la Orden, como Fray Francisco y Fray José Manuel. Y después achacándolo a no sé que dificultades sobre las visitas turísticas para la vida monástica, (al poco llegaron un monjes polacos que se ve que no les afecta tanto), cierra Yuste. Y ya sólo quedar apagar la vela. Pero aquí hay responsables, que si no se les piden cuentas en la tierra será en el cielo.

Anónimo dijo...

Me parecen unos comentarios muy duros dirigidos a una persona (el prior de El Parral ),como si su único objetivo desde que llegó fuese machacar al resto de monjes y contribuir al declive de la orden .Supongo que no todos los sacerdotes llegan a obispos ni a cardenales y el hecho de que se hiciera monje después me parece muy loable .Pienso que tendrá cosas buenas y defectos como todo ser humano ;Pero no creo que sea esa especie de diablo que han descrito.

Anónimo dijo...


Interesante página en FACEBOOK sobre el Padre Fray Antonio de Lugo y los Monjes Jerónimos

https://www.facebook.com/Fray-Antonio-de-Lugo-y-los-Monjes-Jer%C3%B3nimos-570596269662555/