373. Ermitañas del Corazón de Jesús



"Morando en el Corazón de Cristo:
el amor de Jesús, nuestra razón de ser".

Las Ermitañas del Corazón de Jesús nacen en la Archidiócesis de Mérida (Venezuela) como retoño nuevo que el Señor hace brotar de tierra franciscana. De esta raíz seráfica conservan y profesan la perfección del Santo Evangelio, centrándose en el amor, oblación, adoración y reparación del Sagrado Corazón de Jesús. Su forma de vida es semi-anorética, con tiempos de prolongada soledad y oración (gran silencio: desde el domingo por la noche hasta el sábado a mediodía), y tiempos de fraternidad evangélica. Siguen el modelo de vida de los Padres del Desierto y su monasterio es una “Laura”, con celdas al aire libre separadas unas de otras por cortos senderos y una serie de oficinas comunes más la capilla conventual.


No buscan la soledad sólo como una atmósfera o medio para vivir la contemplación, sino como una expresión del total don de uno mismo a Dios. Se sienten llamadas a una función o labor especial en el sótano espiritual de la Iglesia. Esta puede ser una vocación incomprendida para muchos, vista como una evasión de la comunidad. Pero las Ermitañas del Corazón de Jesús experimentan la irresistible necesidad de la soledad con el equilibrio sereno de ser fraternas. Su índole propia es la vivencia del Amor a Jesús en dedicación exclusiva y a tiempo completo como anacoretas, y el espejo de esta  espiritualidad que las caracteriza se refleja en su deseo de vivir el amor fraterno como eco del Corazón de Cristo que nos dejó su Mandamiento Nuevo.


Urgencia vocacional: vocaciones para las Comendadoras de San Juan de Jerusalén, Orden de Malta



Hoy en día sabemos de muchos monasterios contemplativos femeninos que padecen una aguda crisis vocacional. Pero cuando estos monasterios pertenecen a una Orden muy pequeña y cuando además son un tesoro carismático de la Iglesia en España, vislumbrar un futuro de desaparición es más doloroso aún.


Las Comendadoras de San Juan de Jerusalén de la Orden de Malta cuentan con 800 años de existencia en España y actualmente tan solo tienen un monasterio en Salinas de Añana, en la provincia de Álava (tras el cierre de Barcelona, Gandía, Zamora). Desde 1188, con la fundación del Real Monasterio de Sigena (Huesca), las Comendadoras han dado testimonio de la primacía de Dios en nuestras vidas, y ahora, en su mayor hora de necesidad, estas religiosas contemplativas necesitan con urgencia vocaciones. Si alguna mujer con inquietudes vocacionales para la vida monástica quiere ponerse en contacto con ellas, será bien recibida. Os pido oraciones por estos momentos de auténtica necesidad que padece esta Orden.




Monjes Cistercienses de Santa María de Huerta





372. Comunidad Siervos de María del Corazón de Jesús



Los Siervos de María del Corazón de Jesús son una Asociación Privada de Fieles fundada por Ana Rita Otaviano Tavares de Melo y José Tavares de Melo en 2000 (Brasil). Se trata de una Comunidad compuesta por una rama masculina y otra femenina, ambas con sección misionera y contemplativa. Su carisma brota del amor de los Corazones de Jesús y María, que los hace testigos, en un estilo de vida alegre y sencillo, del tierno amor que el Padre tiene por todos y cada uno de sus hijos, especialmente por los más pobres y pequeños, y por aquellos que aún no han tenido un verdadero encuentro con Él o que se hallan esclavizados por el pecado (drogas, alcohol, prostitución…).



Su misión apostólica está dirigida principalmente a los lugares y personas donde la fe está en mayor peligro debido a la pobreza y a la actividad de las sectas, o a la influencia de la mentalidad consumista, materialista y hedonista fomentada por los grupos empresariales y los medios de comunicación. Se dedican al basto campo de la nueva evangelización que pasa por la correcta educación en la fe de los bautizados (cursos de teología, talleres de Biblia, escuelas de oración…) para que se integren plenamente en la vida parroquial y eclesial, y desde ahí puedan ser lanzados a la evangelización (misiones populares, obras de caridad y reinserción social, misiones…). Están presentes en Brasil, Colombia, Francia, Italia, Portugal y Ruanda.