361. Fraternidad Sacerdotal de los Misioneros de San Carlos Borromeo / Misioneras de San Carlos Borromeo



Mons. Massimo Camisasca

La Fraternidad Sacerdotal de los Misioneros de San Carlos Borromeo es una Sociedad de Vida Apostólica de Derecho Pontificio, fundada por Mons. Massimo Camisasca en 1985 en Italia. La Fraternidad forma parte del movimiento eclesial “Comunión y Liberación” fundado por Don Luigi Giussani. Vida común y misión son sus pilares centrales: servir a los hombres en total disponibilidad para ir dondequiera que la necesidad de la Iglesia y la vida del movimiento reclamen la presencia de sacerdotes, llevando a todo el mundo la experiencia de Comunión y Liberación a través de una energía misionera sacerdotal.


"La vida común es de hecho expresión del don de Cristo que es la Iglesia, y es prefigurada en la comunidad apostólica que dio origen a los presbíteros. Ningún sacerdote administra alguna cosa que es suya, sino participa con otros hermanos de un don sacramental que viene directamente de Jesús. Porque la vida común en el sacerdocio no es una estrategia para responder a la carencia de vocaciones, ni una forma de ayuda delante de la soledad y la debilidad del hombre, sino el sumergirse en la realidad de la comunión”. (Benedicto XVI a la Fraternidad, 14.02.2011)


De San Carlos Borromeo admiran el amor que tenía por Cristo y que lo convirtió en el gran reformador del catolicismo lombardo en los años difíciles que siguieron al Concilio de Trento. San Carlos aceptó, ante todo, reformar su propia vida. De la radicalidad de su conversión nació su extraordinaria pasión por la gente, su realismo, su capacidad de guiar a las personas y de ser punto de referencia para el pueblo cristiano


Las actividades de sus sacerdotes se centran en la vida de las parroquias que se les confían y en la enseñanza, tanto en colegios como en universidades. La Fraternidad está presente en Italia, España (Fuenlabrada), Portugal, Austria, Hungría, Reino Unido, Chequia, Holanda, Alemania, Rusia, EEUU, México, Chile, Paraguay, Brasil, Kenya y Taiwán.


Junto a la Fraternidad han nacido las Misioneras de San Carlos Borromeo con el mismo espíritu y finalidad, constituyendo ambos una única realidad misionera. Las Misioneras oran y trabajan por el Reino de Cristo, siendo para los sacerdotes testimonio de que lo verdaderamente importante es la adoración. A día de hoy son Asociación Pública de Fieles (2007), con vistas a ser reconocidas Sociedad de Vida Apostólica.


No hay comentarios: