Unas se van, otras llegan...

***

En el blog hemos comentado en más de una ocasión que el cierre de un monasterio de vida contemplativa constituye una auténtica tragedia. Tragedia para las monjas que, después de tantos años viviendo en el monasterio donde llegaron con su juventud, tienen que marchar a otra comunidad; tragedia para la Iglesia (todos nosotros) que ve cómo las casas de sus hijas consagradas sólo “a Dios y sus cosas” van languideciendo, cerrando. Es un goteo incesante, más doloroso aún cuando se trata de comunidades monásticas buenas y fieles, que tristemente no tienen vocaciones y sus monjas son mayores, y muchas veces impedidas.

En España en los últimos 10 años han cerrado más de setenta monasterios de monjas. Antes de la crisis económica era fácil venderlos y se convertían en hoteles (si tenían algún valor artístico), casas de cultura, residencias de ancianos, o se tiraban para construir viviendas (depende de la situación estratégica). Algunas comunidades se los entregaban a la Diócesis en un gesto de desprendimiento y comunión, aunque habría que ver bien “a qué manos diocesanas se entregaban y para qué”.

Pero una casa que ha sido levantada para Dios debe continuar siendo sólo para Dios. Y los obispos, y las propias monjas que se van, deben hacer lo humanamente posible para que esto sea así. Por esto nos alegran estos testimonios, que si bien son tristes porque implican el fin de presencias centenarias de vida contemplativa, suponen un nuevo comienzo y una nueva oportunidad para esos monasterios de vida contemplativa abocados al cierre. Implantar una nueva comunidad en estos centenarios monasterios puede parecer demasiado arriesgado, pero hay que intentarlo, pues si la cosa sale bien dará mucha gloria a Dios en beneficio de tantas almas.


Agustinas Descalzas de Alcoy.
Al fondo, las Carmelitas Mensajeras del Espíritu Santo.

- En febrero de 2013, las monjas Agustinas Descalzas (ver aquí) se van del monasterio del Santo Sepulcro de Alcoy (Alicante) fundado en 1597. Se trata además de la Casa Madre de la Orden. El monasterio será habitado por la rama contemplativa de las Carmelitas Mensajeras del Espíritu Santo (ver aquí) cuya rama activa tiene casas en Gijón, Covadonga y Madrid. Con la marcha de las Agustinas Descalzas de Alcoy, el cierre en años recientes de los monasterios de Denia y L´Olleria (2009, entregado a las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará- ver aquí), la Orden cuenta con dos Monasterios: el de Benigánim (al que se traslada la comunidad de Alcoy) y Murcia.


Real Monasterio de la Visitación de Orihuela

- En enero de 2013, las monjas Salesas (ver aquí) del Real Monasterio de la Visitación de Orihuela (Alicante) se van para unirse al Primer Monasterio de la Visitación de Madrid. En Orihuela quedaban ya sólo tres Salesas mayores. Tras 180 años de presencia, la falta de vocaciones las lleva a dejar su querido monasterio. El obispado anuncia que buscará una comunidad contemplativa que lo habite, y mientras residirán en él los Hermanos de la Fraternidad Arca de María (ver aquí).

Y así están las cosas para bien y para mal. Las vocaciones al claustro ya no van a tocar a las puertas del monasterio como hace años. Las monjas no pueden quedarse, arrastradas por la inercia, tan plácidamente esperando que les lleguen las jóvenes o no tan jóvenes. Esto es precipitarse al fin. Pero también es cierto que “moverse” tampoco puede dar ningún resultado. Las Agustinas Descalzas de Alcoy tenían página web y varios videos en Youtube con miles de visitas. Y no deja de venirme a la mente aquellos monasterios que tantas veces salen en los medios, de los que habla tanta gente de Iglesia… esos que tienen tantas vocaciones, y que son apoyados por algunos nuevos movimientos eclesiales que les suministran vocaciones, a veces a costa del propio carisma de la comunidad o al menos introduciendo novedades propias de aquellos movimientos. Me cuesta comprender cómo en una misma Orden, en un mismo país, y hasta en una misma Diócesis, puede haber un monasterio de la Orden x con 60, 50, 40 monjas y otro de la misma Orden x con 5,10 monjas mayores que finalmente termina cerrando. Pero esto es otra historia… Sólo la oración y la vida observante y fiel no atraen vocaciones, hay algo más, otros componentes menos sobrenaturales que influyen (tal vez la edad de las monjas, el lugar, la novedad de la comunidad, la ideología…). No sé que será, pero hay que tenerlo en cuenta, y no achacar a Dios y su bendición lo que a veces es pura obra humana, buena, pero humana. Dios no bendice con vocaciones a un monasterio por ser fiel y castiga a otro sin vocaciones por andar con el norte perdido. Esto no puede ser siempre así, porque hay monasterios con monjas santas y fieles, y sin vocaciones.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde hace tiempo vengo observando esta realidad que Ud. comenta y me da la sensación de que hay alguna fuerza humana interesada en potenciar un tipo de religiosas/os en detrimento d la tradicional.
Muchas de las vocaciones llegan de ciertos movientos eclesiales tipo Kikos y la mayoría nos llegan de los paises llamados del tercer mundo. Pero todos tienen e común que son muy conservadoras.

Creo que se debía fomentar la unión de congregaciones de vida o vocación similar. Y las únicas monjas que se debían aceptar fueran para ingresar en las órdenes ya constituidas aquí.No aceptar estas oleadas de congregaciones nuevas que nos están llegando y que están DESPLAZANDO casi totalmente las comunidades a las que NADIE ha ayudado en la busca de nuevas aspirantes.De todas formas es muy lamentable lo que está pasando y es la desaparición de carismas tradicionales y la invasión de jóvenes que son eso jóvenes....

Anónimo dijo...

Ya hubo un Papa en tiempos de S. Ignacio (le puso dificultades en la fundación de la Compañía) que pretendió suprimir todas las Órdenes y Congregaciones reduciéndolas a tres, las más antiguas y tradicionales. No hay que ser tan radical (de hecho, cuando no se llevó a cabo, es que no era deseo de Dios), pero sí cabría pensar en si todos estos jóvenes que se integran en Congregaciones recién fundadas, ¿no podrían reforzar monasterios u Órdenes en cuya espiritualidad se basan? Esa división y dispersión excesiva ("carismas parcelados") a la larga quizá presentaría un matiz perjudicial y ellos así inyectarían savia nueva y observante en el tronco envejecido.

Anónimo dijo...

Alguien dijo que los experimentos con gaseosa.

Cuando un tronco viejo se poda,se cuida, se abona..., posiblemente vuelve a renacer y dar fruto.
He sido un atento observador del tema y he visto que hace años la vida religiosa iba a la deriva y NADIE ponía remedio. Los conventos se quedaban vacios no porque no entraban vocaciones sino porque se salían las que había. Hemos visto colgar los hábitos a infinidad de vocaciones maduras y serias, la mayoría porque la vida en los conventos era un "Viva la Pepa"y nadie hacía nada por arreglarla.El pos-concilio fue terrible en este sentido.Actualmente creo, la vida religiosa,en Europa, tenía arreglo, pero es más cómodo dejar que entre de nuevo Cluny y que lo arreglen ellos.Cluny no arregló nada,tuvo que brotar de nuevo el tronco viejo, y es que la historia se repite.

Anónimo dijo...

¿Y por qué esa obsesión con que los viejos monasterios se llenen de vocaciones -aunque sea de las jóvenes de otros superabundantes-?
Eso son mirar humanas... Lo importante es una monja rezando y entregada a Dios... Dios valora igual a esa monja que esté en un sitio que en otro... y si esa monja es de verdad, la Gracia para la Iglesia será la misma esté en una orden o en otra, esté en España o en Sudamérica (tampoco entiendo esa obsesión con traer extranjeras para llenar los monasterios de España)... A Dios le da igual una monja rezando en España o en Colombia... El espacio es algo humano, no divino...
Lo que yo creo es que hay que cerrar muchos conventos en España (que por cierto es el país europeo con más conventos) y dejar sólo los que se llenen con vocaciones nacionales... Y las extranjeras que se queden en los monasterios de su país (que Dios las ve igual rezar en Kenya que en España, y si quieren rezar por los españoles pueden hacerlo desde Kenya)...

Muchos intereses humanos veo yo en esto de la vocación (tanto de los que entran a la vida religiosa, como de los que están fuera, y quieren organizarla a su manera)

Anónimo dijo...

Me parece muy acertado y bueno el comentario anterior,ciertamente se está sacando de quicio este tema por parte de algunos obispados, tratando de RELLENAR, como sea, unos conventos, que en ocasiones, estaban a un tiro de piedra unos de otros. He conocido pueblos pequeños con dos conventos de clausura,uno de vida activa, y un convento de frailes,además el correspondiente párroco.
Es que ,por pura lógica,esto en la actualidad es dificil de mantener y hasta parece poco serio.

Valdejimena dijo...

Desde un Santuario Mariano de la provincia de Salamanca, donde en los albores del siglo XVII aparece una hermosa imagen de la Virgen con el Niño Jesús y que pide un Santuario en medio de los bosques de encinas en que escogió para aparecer, buscaba soledad para curar almas y cuerpos y llevar los corazones a Jesús. La Virgen de Valdejimena fue veneradísima durante muchos siglos, en tierras de Castilla y León, Extremadura, Portugal y en toda España. Pidió ser servida por ermitaños, lo que consiguió pues desde que se construyó el Santuario fue cuidado por hombres célibes consagrados en vida de pobreza y soledad. Pasaron los siglos y con todas las tragedias de la desamortización, fueron expulsados los ermitaños. Cuando se restaura, no se encuentran Órdenes contemplativas que acepten venir a estas soledades donde hay que vivir lejos de todo y muy cerca de Dios en la Casa de la Virgen. Una solución momentánea fue traer a unas religiosas de vida activa que durante más de 20 años cuidaron de la Hospedería, Santuario y Museo. Pero fueron cambiando los tiempos y la soledad, la oración y la pobreza, terminó con el deseo de permanecer aquí, además no era su lugar, pues la Virgen quería contemplativos. Hace dos años después de más de 8 años sin religiosos, un Capellán monje ermitaño vino a cuidar espiritualmente del lugar, vinculado a la Abadía benedictina de Santa Cruz del Valle de Madrid, convierte este lugar en centro de retiros y reuniones de los Oblatos Laicos de la Abadía y va ganando aspirantes en Salamanca y dando a conocer la vida y obra de S. Benito. Pero la frialdad y falta de devoción de los pueblos circundantes y el olvido de Salamanca, han hecho que vaya decayendo y sólo contados grupos vienen en ocasiones a retiros o reuniones. El presente es muy obscuro, como se autofinancia para su mantenimiento con el trabajo de sus moradores y las visitas a la hospedería, como esto ha fallado, estamos a las puertas de un nuevo cierre de un lugar ideal para una vida contemplativa eremítica y de servicio espiritual a todo peregrino que como decía San Benito nuestro Padre, debemos acoger como a Cristo. Otro drama más del desinterés de la Iglesia y de los fieles por los valores puramente espirituales. Un monje ermitaño

Anónimo dijo...

Con mucho cariño a la Virgen de Valdejimena, pido que sea Ella quien inspire ahí el renuevo del tronco de alguna Orden, por ejemplo el Carmen Descalzo. Lugar aptísimo, a lo que parece, para restaurar ahí los verdaderos valores carmelitanos de soledad y silencio (sin excluir algún tipo mínimo de apostolado que no disturbe el general clima de oración)a imitación de María Santísima. He ahí las auténticas raíces espirituales de esta Familia Religiosa y no los pro-comunismos, activismo apabullante, aficiones zen y demás chorradas con las que hoy quieren atraer vocaciones.
Por otro lado, también en el Valle de los Caídos y entre sus píos monjes se cumple aquella vieja sentencia de: "hombres dejé y hombres encontré".No está excluida dicha Abadía.
Los "Franciscanos de la Inmaculada" del P. Manelli serían también una buena opción, pujantes de vocaciones como están, y un buen modo de traerlos a España.
¡Santa María de Valdejimena, no olvides aquel lugar y suscita santos moradores!
PD: ¿De qué forma se puede contactar con el actual responsable del paraje mariano? Hermano monje ermitaño, indícame, por favor, cómo contactarte. Gracias.

Anónimo dijo...

Es lamentable que esta forma de consagración en la vida contemplativa, que es la vida eremítica, no haya sido bien vista o aceptada en muchas diócesis.
Fue revitalizada y puesta en el Derecho Canónico por decisión del Concilio Vaticano II,aunque su existencia nace en los primeros siglos del cristianismo.
He conocido muchas personas,hombres y mujeres,aspirantes con deseos serios de ser ermitaños/as,pero siempre se han enfrentado al mismo problema el rechazo de los obispados.Algunos lo han conseguido pero son los menos de los muchos que no les ha sido posible por el rechazo y la poca ayuda.
Estos lugares del que nos habla el anterior comentarista,son los ideales para esta vocación y que podian ser cuidados y atendidos por estos monjes/as ermitaños. Pero desgraciadamente no es posible por falta de apoyos.
Pidamos al Señor y a la Stma. Virgen se reconsidere la actitud de rechazo a estas vocaciones que actualmente se están desperdiciando.Una vocación religiosa, si es auténtica, es un inmenso regalo de DIOS a una Iglesia.

Anónimo dijo...

Es cierto el anterior comentario.
Los aspirantes a la vida eremítica aquí en España suelen encontrarse con el problema que les supone recurrir a los obispados donde apenas se les atiende.Por otra parte es también comprensible el"rechazo" de los obispados dado el enorme trabajo que hoy día tienen que atender.

Quizás hace falta un "protector" a nivel de toda España , sacerdote que sea comprensible y sensible a esta forma de vocación. Podía ser un religioso de alguna orden, contemplativo u otro adecuado al cual los ermitaños pudieran acudir en sus problemas y también los aspirantes en sus primeros pasos hacer sus consultas de información y acercamiento a esta forma de vida,como un punto de referencia.Es un trabajo que actualmente los obispados no se sienten capacitados para llevar a cabo y las vocaciones se suelen perder.

Anónimo dijo...

Discrepo con usted. Muchas personas del tercer mundo como dice usted pueden contribuir economica o intelectualmente con las congregasiones espanolas. Muchas de esas personas son profesionales, saben varios idiomas o tienen su retiro mensual ( por el hecho de haber trabajado ) . No cree ud. que estas personas podrian ser de gran ayuda actualmente ?