Las Hermanas de San Juan y Santo Domingo suprimidas por el Papa Benedicto XVI



Las Hermanas acogidas en la Diócesis de Córdoba
 
La Asociación Pública de Fieles “Hermanas de San Juan y Santo Domingo”, erigida en la Diócesis de Córdoba (España) el 29 de junio de 2012, “ha sido suprimida con efecto inmediato y sin posibilidad de que sea reconstituida bajo ninguna otra forma, tanto en la Diócesis de Córdoba, como en ninguna otra diócesis, debido a que ha cometido una grave lesión de la disciplina eclesiástica” (Rescripto de Audiencia de Benedicto XVI, 10 de enero de 2013).



Rescripto de Audiencia

Estas Hermanas constituían una disensión en el seno de las Hermanas Contemplativas de San Juan (ver aquí), que habían mandado una queja a Roma contra el modo de gobierno del Comisario Pontificio Mons. Henri Brincard. El Instituto se encontraba intervenido por Roma desde 2009 debido a fuertes disensiones internas que habían dividido a la comunidad en dos facciones. Las Hermanas insatisfechas con la política del Comisario Pontificio Mons. Brincard (nombrado a principios de 2012) salieron de las Contemplativas de San Juan y fueron acogidas en la Diócesis de Córdoba, que les dio el monasterio del Espíritu Santo en la Rambla. También habían fundado en diciembre de 2012 en el monasterio de la Santísima Trinidad de Bergara, Diócesis de Guipúzcoa.