339. Hijas de Santa Luisa de Marillac en el Espíritu Santo



"Sed empeñosas en el servicio de los pobres... amad a los pobres, honradlos, hijas mías, y honraréis al mismo Cristo".
(Santa Luisa de Marillac)


Las Hijas de Santa Luisa de Marillac en el Espíritu Santo son una Sociedad de Vida Apostólica fundada por Sor María Jeanet Úbeda Herrera y Sor Edith Priscila Jordán Pérez en 1992, en la Diócesis de Jinotega (Nicaragua). Ambas, siendo Hijas de la Caridad, sienten la necesidad de dar respuestas concretas a las necesidades de sus hermanos nicaragüenses más necesitados, especialmente en las regiones de conflictos y en el área campesina.


La vida de oración es el alma fundamental de toda Hija de Santa Luisa de Marillac, especialmente la adoración del Santísimo Sacramento. En el espíritu de San Vicente de Paúl y de Santa Luisa, contemplan a Cristo en el pobre, sobre todo en el más abandonado, donde su gracia no cesa de actuar para santificarlos y salvarlos, teniendo la misión primordial de darles a conocer a Dios, anunciarles a Jesucristo, su única esperanza, para decirles que el Reino de los Cielos es para ellos. En una mirada de fe, ven a Cristo en los pobres y a los pobres en Cristo, y se esfuerzan por servirle en sus miembros más dolientes con dulzura, compasión, cordialidad, respeto y devoción.


Hermanas novicias

Las Hijas de Santa Luisa de Marillac son misioneras, pues están atentas a las nuevas necesidades de la Iglesia, donde hay un pobre, un enfermo, un anciano, un huérfano, allí está presente el amor de Cristo a través de ellas. Están presentes en varias diócesis de Nicaragua.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Afortunadamente el Espiritu sopla donde quiere, quien sabe si esta congregación tomará el relevo de las hijas de la caridad. Con mucha pena he ido viendo como las Hijas de la Caridad cuya fundadora apararte de San Vicente de Paul es Santa Luisa de Marillac, han optado por una forma de vida laica, sin velos con unos habitos minusculos, a veces muy poco decentes por las dimensiones y la anchura, ivan enbutidas en unas batas azules o blancas, cualquier cosa menos habito religioso, me coomentaba un sacerdote mayor que parecian azafatas en vez de monjas.Antes ahora van vestidas de señoras.
Aparecen estas hermanas movidas por el Espiritu y dentro de la pobreza optan por un habito digno de alguien que se consagra a Dios, que dan testimonio de Cristo Resucitado sin compeljos, viviendo con los pobres y siendo pobres, no como las otras que han convertido en empresas rentables muchas obras que en su principio eran de caridad. Que Dios bendiga a estas hermanas y las multiplique como gotas de agua, el mundo esta sediento de Dios y de su Amor.

Anónimo dijo...

De acuerdo totalmente. Conozco una Hija de la Caridad, hermana de una amiga mía, que personalmente, me da pena verla cuando viene o tiene que venir por algo familiar al pueblo: tiene que prometer que es consagrada, pues en su aspecto externo no hay NADA que haga suponrlo o desconfiarlo... es realmente una pena...

Anónimo dijo...

primero me gustaría aclarar que las Hijas de la caridad no son religiosas, por tanto no están obligadas a llevar hábito. es más, san Vicente nunca quiso que sus hijas lleven hábito para que no sean confundidas con las religiosas. el hábito vino por cuestiones sociales y culturales pero no por ser parte de su consagración. ellas usaban la vestimenta de las campesinas de Francia del siglo XVII porque eran las chicas del campo que querían servir a los pobres, no monjas de conventos, simplemente eran, son y serán Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl siervas de los pobres. son laicas ocnsagradas, por eso renuevan sus votos todos los años y no los hacen perpetuos con lo harían cuanquier religiosa.

Anónimo dijo...

De acuerdo contigo con que son laicas consagradas. Cuando son fundadas por San Vicente y Santa Luisa en 1633 era la unica formula a la que tenian opción ya que si hubiesen optado por ser religiosas consagradas hubiesen pasado a ser de vida claustral, era impensable por entoces que mujeres consagradas anduviesen por la calle sin vivir en clausura y dedicandose a obras de caridad. Por eso lo de los votos renovables, curiosamente su fundadora y otras cuatro hermanas mas si hicieron votos perpetuos, como veras en todos los retratos e imagenes de Sta. Luisa si viste un habito de monja tradicional (toca blanca y velo negro). A las Hijas de la caridad les pone en habito, vestimenta de campesinas para recrear su vida humilde y de servicio. durante 300 y pico de años han estado vistiendo ese habito reconocido en el mundo entero por su tocado peculiar. Después del Concilio Vaticano II deciden de cambiar su habito y digo bien pues ellas siempre lo consideraron como habito religioso. Y estuvieron sometidas a la autoridad eclesiastica.
Pues bien el resutado es el siguiente, durante mas de trescientos años han tendido vocaciones y han venido desarrolando su obra fundacional. En menos de cuarenta años han cambiado tres veces de habito, hasta desaparecer:
1º despues del concilio con el tocado de la tablilla en la frente y el habito por encima del tobillo.
2º mediados de los seetenta habito corto por la rodilla y cofia con algo de pelo descubierto.
3º en 1997 (luego pongo el texto oficial) falda y cofia azul marino y blusa blanca o azul.


El hábito oficial de las Hijas de la Caridad es:





— el propuesto y escogido por la Segunda Asamblea General Legislativa;


— o un hábito modificado: falda, cofia azul marino, blusa blanca o azul,


— o un hábito modificado según las diferentes culturas y las necesidades de servicio a los pobres y aprobado por la Visitadora y su Consejo~.





«La autorización para no llevar cofia es de la competencia de la Visitadora y su Consejo».





«Todas las Hermanas llevan un signo distintivo universal de pertenencia a Compañía».

El texto anterior es de 1997, a lo que vamos que durante mas de trescientos años sus hermanas han vivido con ese habito han viajado por todos los continentes y han creado una gran obra universal, y no les ha impedido nada los faldones ni el tocado aerodinamico, y ahora en menos de cuarenta años cambian tres veces y no contentas visten de señora que hay que ir con la moda de los tiempos, desdendiendo las vocaciones y en numero de hermanas en maximos historicos. La verdad no creo que sean muy dignas de llamarse como las llaman ni ser herederas del carisma de su fundador

Anónimo dijo...

Gracias a Dios no todo esta perdido entre las Hijas de la caridad, las hermanas de america latina, y asia, polonia, y toda europa del este, tienen buenas y abundantes vocaciones, llevan el habito que las identifica como mujeres consagradas a Dios y sobre todo, viven el autentico carisma de sus fundadores. Lamentablemente en españa y algun otro lugar, se han secularizado mas de la cuenta, ya que las Hijas de la Caridad son una sociedad de vida apostolica, pero, y digo lamentable, porque la historia de ellas en españa fue una maravilla, y lamenteblemente lo que se hace en españa se pega en otras partes... ojala que recapaciten y vuelvan a vestir su habito azual de Hijas de la caridad, como lo llevan en muchos paises de america latina y en toda europa del este. basta que se busque las web de las hijas de la caridad en colombia, ecuador, peru, polonia, mexico, ect... para que vean que no todo esta perdido entre ellas.

Anónimo dijo...

Me alegra pensar que el Espíritu sopla donde y como quiere. Que el carisma vicenciano es tan grande que aun se recrea en otras congregaciones, pero siento que para ensalzar una haya que denigrar a otras. Y tan solo por un tema de habito que indica no conocer el origen del mismo. El servicio a los pobres está muy por encima de la ropa que se lleve, y si el carisma es fuerte no necesita llevar nombre porque se demuestra lo que se es viviendo.
Oraciones.

Anónimo dijo...

cuando vi las imagenes de este blog, agradeci que existan hijas de la caridad, aunque las de las imagenes ya llevan un apeido mas, que importa si el contexto es el mismo y la vision igual, en cuanto vi su habito aun sin leer el nombre de la congregacion, las identifique como hijas de la caridad, DIOS las colme de bendiciones.
En cuanto a los otros comentarios, yo me forme con las hijas de la caridad y siempre vivieron en la pobreza, humildad y caridad, en mi escuela internado comian lo mismo que nosotros, vestian pobremente y con mucha dignidad, si vien es cierto hay unas pocas hijas del maiz, la mayoria son de mucha nobleza y con un ejemplo muy edificador.





Anónimo dijo...

LASTIMA. LAS PALABRAS CONVENCEN PERO EL TESTIMONIO ARRASTRA!

http://www.actiweb.es/fundamorhslm/ dijo...

Hijos de Santa Luisa de Marillac en el Espíritu Santo es una realidad.
La iniciativa de las Hijas de Santa Luisa de Marillac de Fundar la Rama es ya una realidad, pues en Costa Rica existe un grupo de jóvenes varones que desde hace 17 años iniciaron una obra de Bien Social donde atienden personas en riesgo social y abandono con discapacidad física y mental, quienes se han unido a las hermanas para formar la tan esperada rama masculina Los Hijos de Santa Luisa de Marillac.
Les invitamos a ingresar en los enlaces que a continuación compartimos y conozcan de esta maravillosa obra de Caridad, Los Hijos de Santa Luisa de Marillac se encuentran en la Rita de Pococí, Limón Costa Rica.
https://www.facebook.com/HijosdeSantaLuisadeMarillac

http://www.actiweb.es/fundamorhslm/

http://www.actiweb.es/fundamorhslm/ dijo...

Hijos de Santa Luisa de Marillac,
¿Quiénes Somos? Qué Hacemos? Dónde Estamos?
Ven visita nuestra página web, y así conocerás más de los Hijos de Santa Luisa de Marillac y de la Obra de Caridad que tenemos a cargo en la Rita de Pococí, Limón Costa Rica.
http://www.actiweb.es/fundamorhslm/