¡El hábito no hace al monje! Ni a la monja...



En efecto, el hábito no hace al monje. Algunos lectores nos escriben diciendo que dedicamos demasiado tiempo a hablar de la cuestión del hábito religioso, cuando no es verdad. De vez en cuando, muy de vez en cuando, comentamos sobre este tema. También nos dicen que criticamos, faltando a la caridad, haciendo la distinción ramplona entre malos (sin hábito) y buenos (con hábito). Esto tampoco es verdad, porque hemos repetido hasta la saciedad que vestir o no vestir de tal manera no convierte a la persona en sí en fiel o infiel, buen o mal religioso, mucho menos en buena o mala persona. Creemos que el hábito es un INDICADOR de otras actitudes más profundas como son la fidelidad a la ley de la Iglesia, el desasimiento de la modas y costumbres del mundo, el amor a la pobreza, el testimonio visible de la vida consagrada, etc., y todo esto repercute, normalmente, en la lealtad al Magisterio, al carisma del Instituto, a las santas tradiciones, etc., etc.

Es verdad, y mucho, que el hábito no hace al monje. Todos podemos conocer religiosos muy amantes del hábito religioso que luego dejan mucho que desear en cuanto a virtudes humanas. Entonces, ¿para qué les sirve el hábito? Llevar unos faldones con todos sus complementos (escapulario, capucha, correa, rosario, capa o lo que fuera) no santifica de por sí a nadie, y menos al que luego se muestra falto de caridad, se revela prepotente, no escucha al prójimo y siempre se erige en detentador de la verdad. ¿Existen religiosos que llevan el hábito por presumir y aparentar ante los demás? Existen. Y cuidado con la falsa humildad de aquellos que por mucho hábito que lleven pretenden dar una imagen de “santidad y misticismo” en base a posturas y actitudes externas como voz aflautada, excesivo hieratismo en las posturas, cabizbajos perpetuamente, manos siempre recogidas… Ahí no radica la humildad ni la perfección religiosa, sino en la caridad, y una caridad de obras y no de palabras (palabrería).


Hay religiosos que viven como rara avis en sus conventos. Son los únicos que llevan hábito en sus comunidades. ¿Y por ello deberían quitárselo? Pues no. Pero tampoco el hecho de vestirlo debe hacerles creer que son mejores que sus hermanos, aunque normalmente lo sean. Aunque uno lleve el hábito dentro de una comunidad que ya no lo usa, no debe hacerle creer que es inmune a los peligros de la secularización y mundanización. El religioso con hábito también se seculariza y mundaniza cuando desea, y de hecho casi lo hace, vivir más tiempo fuera del convento que dentro, entregado a un sin fin de quehaceres apostólicos y de amistades con seglares. Se va fraguando en él un estilo de vida que poco tiene que ver con la vida religiosa donde el factor fraterno-comunitario es esencial. Un estilo de vida que, ¿quién podrá cambiarlo luego? Este religioso que aspira y sueña con vivir en una comunidad observante, si pudiera hacerlo, ¿aguantaría tal observancia? Puede que sí, pero sería costoso, pues ya lleva muchos años inmerso en una dinámica de autonomía, y como se dice popularmente, de “hacer lo que le da la gana”. Y esto se puede hacer con hábito y sin hábito.


Todo esto lo comentamos para señalar que no estamos cegados con la cuestión del hábito. El hábito es un INDICADOR (que señala, orienta) hacia lo verdaderamente importante. No santifiquemos a los que llevan hábito, ni demonicemos a los que no lo llevan. Hay de todo, como comentan muchos lectores. Lo importante es que el religioso sea humilde, cercano, fiel a la Iglesia, amante de su Instituto, que transmita paz, que diga buenas palabras y no se entregue con frenesí a la murmuración, que vaya con la verdad por delante, que se le vea comprometido con los pobres de Cristo, que sea alma de oración, misericordioso y no juez implacable, comprensivo con los débiles, austero en su vida y gastos personalesPrimero el hombre, y luego el santo. El hábito ante todo esto es secundario, pero “algo” nos dice de quien lo lleva.

263. Hermanitas de la Maternidad Católica



Las Hermanitas de la Maternidad Católica son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Madre Jean-Baptiste Lantelme (Marie Louise) el 2 de Febrero de 1930 en Jallieu, Diócesis de Grenoble (Francia). Las Hermanitas están entregadas al Evangelio de la vida, siguiendo el modelo de la maternidad espiritual de la Madre de Dios, trabajando con parejas, familias con hijos discapacitados y madres solteras, en hospitales, ejerciendo como enfermeras y comadronas.


Trabajan por difundir el mensaje de la Iglesia sobre el valor y la dignidad de la vida humana, el amor y la sexualidad. Pese a su trabajo, no descuidan su vida comunitaria y de oración: tienen una hora de oración mental matutina y media hora de oración vespertina ante el Santísimo expuesto, rezan el Oficio Divino en comunidad y tienen una recreación diaria para fomentar los lazos de vida fraterna.


El Instituto esperó 24 largos años para ser aprobado por la Iglesia dada la “novedad” del carisma. Están presentes en Francia y Senegal, país éste donde realizan una labor maravillosa al servicio de las parturientas con dificultades económicas para conseguir asistencia médica.


262. Misioneras Marianas



Las Misioneras Marianas son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por el sacerdote español P. Luis Martín Hernández y la Madre Clemencia Borja Taboada en 1920 en la ciudad de Querétaro (México). El Instituto se caracteriza por su espíritu profundamente mariano, viendo en la Madre de Dios el modelo de todas las virtudes que las Misioneras quieren encarnar. Cuatro son las áreas específicas de su apostolado: educación, misión, salud y asistencia en Seminarios y casas de hospedaje para peregrinos y personas en busca de retiro espiritual. Están presentes en varias diócesis de México, República Dominicana, Perú, Brasil, Portugal y con misión ad gentes en África.


- Misioneras Marianas: Provincia Norte
República del Salvador nº 305, Col. Satélite
78380 San Luis Potosí, S.L.P.
México
Tel: (444) 820 92 00
Email: ihsmm@hotmail.com  

- Misioneras Marianas : Provincia Centro
Pasteur Norte nº 39, Col. Centro
76000 Querétaro, Qro.
México
Tel: (442) 214 42 62
Email: hdeolindamm@hotmail.com ;
vocacionesmm@yahoo.com.mx

261. Siervos Adoradores de la Misericordia



P. José Juan (dcha.)

Los Siervos Adoradores de la Misericordia son una Asociación Pública de Fieles fundada por el P. José Juan de la Misericordia en 2005 (Brasil). El P. José Juan pertenecía a la Congregación de los Padres Marianos de la que pidió en 2004 la exclaustración para poder fundar en libertad una nueva comunidad religiosa integrada por Hermanos y Hermanas. Junto a cuatro jóvenes mujeres y un varón, fueron acogidos en la Diócesis de Cacador (Brasil) en enero de 2005. La intención de todos era vivir y practicar la misericordia en la radicalidad del Evangelio por medio de los votos de castidad, pobreza y obediencia.


La Comunidad, compuesta por los Siervos y Siervas, cada rama viviendo de manera separada, se consagra a dar testimonio de la Misericordia de Dios a través de su vida consagrada y de las obras en favor de los hombres y mujeres necesitados en los niveles material y espiritual. Destaca en su apostolado la creación de hogares de acogida para la recuperación y sanación espiritual de toxicómanos.



260. Hermanos Menores del Evangelio



Los Hermanos Menores del Evangelio son una Asociación Pública de Fieles fundada en 1990 en la Diócesis de Fiesole (Italia). La fraternidad está compuestas por Hermanos y Hermanas, y tiene por carisma vivir el Evangelio según la Regla Bulada de San Francisco de Asís, estando disponibles al servicio de la Iglesia, testimoniando la vida fraterna en oración y pobreza, compartiendo con los pobres, y evangelizando a través de ejercicios espirituales, retiros, asistencia a monasterios, dirección espiritual, acompañamiento de matrimonios, etc. Desde 2014 habitan el antiguo convento capuchino de Pavullo, Diócesis de Faenza-Modigliana. 


- Frati Minori del Vangelo
Via Martiri 65
41026 Pavullo nel Frignano MO
Italia
Tel. 0536 20426

Sobre el conflicto en el Vicariato Apostólico de San Miguel de Sucumbíos (Ecuador)



Gonzalo López Marañón,
Carmelita Descalzo,
ex-vicario apostólico

Algunos lectores habéis escrito al blog sugiriendo que comentásemos algo sobre el caso de la inestabilidad del Vicariato Apostólico de San Miguel de Sucumbíos (Ecuador), encomendado hace años a los Carmelitas Descalzos de la Provincia de San Juan de la Cruz de Burgos (España), después a la Provincia OCD (= Orden de Carmelitas Descalzos) de Colombia y últimamente a los Heraldos del Evangelio. No hemos querido hacerlo porque la cuestión en compleja y cansina. ¿Qué decir? ¿Que de nuevo unos Religiosos que han perdido el norte han destruido el espíritu católico por conseguir (que nunca lo consiguen) una iglesia según su ideología trasnochada y utópica? ¿Que han traicionado la misión que la Iglesia les encomendó hace años, traicionando también a los frailes de su Orden que los antecedieron en aquellas tierras trabajando en comunión con la Iglesia Universal?


"Santa Misa" oficiada por el P. Juan Cantero,
Carmelita Descalzo

Los Carmelitas Descalzos (algunos españoles por lo dicho anteriormente) con su líder, el obispo Gonzalo López Marañón OCD (ex-vicario apostólico), dicen haber conseguido en el Vicariato una iglesia social, más democrática y cercana al pueblo. No obstante, fueron removidos por la Santa Sede, pasando el gobierno del Vicariato a manos de los Heraldos del Evangelio, que según los “hijos de Santa Teresa”, la gran auténtica hija de la Iglesia, han pretendido transformar el Vicariato en un modelo de iglesia jerárquica y centrista- romana.


Por eso los Carmelitas Descalzos promovieron revueltas entre sus adeptos, dificultando seriamente la labor de los Heraldos y oponiéndose así a los deseos del Papa. Y he aquí que la Santa Sede tuvo que sacar a los Heraldos del Evangelio del Vicariato por el bien común y la paz, dada la virulencia que estaban tomando los hechos. El propio obispo Gonzalo López Marañón OCD se puso en huelga de hambre con este objetivo. Total, que el Vicariato se convirtió en una trinchera. El propio Papa Benedicto XVI tuvo que llamar a su presencia al General de los Carmelitas Descalzos para que llamase al orden a sus frailes, mientras que la Provincia OCD de Burgos con su Provincial a la cabeza apoyaba a los frailes rebeldes. Todo lamentable y escandaloso. No hay que decir que aunque no conozcamos el caso de primera mano, creemos que los Carmelitas Descalzos, junto a sus adeptos, actuaron fuera de lo que cabe esperar en unos religiosos. Por no hablar de lo que en estos años han realizado en el campo pastoral en dicho Vicariato.


Tristísimo el espíritu de obediencia y fidelidad de estos frailes, tristísima la ideología a la que se han entregado, tristísimo el apoyo que han recibido de muchos frailes españoles, tristísimo el disgusto que han dado y siguen dando al Papa… Y ya que de Carmelitas Descalzos hablamos, sepan los lectores que el número de novicios este año en el Noviciado Interprovincial del Desierto de las Palmas en Benicassim (Castellón) es de 0 (CERO).

259. Misioneros de Jesús Misericordioso



Los Misioneros de Jesús Misericordioso son una Asociación Pública de Fieles fundada por el P. Grzegorz Bliźniak en 2008 en Ucrania. El origen de la Comunidad radica en los deseos expresados por Santa Faustina Kowalska de fundar una congregación masculina que propagase la devoción de la Divina Misericordia y ejercitase las obras de misericordia. El director espiritual de la Santa, el Beato Miguel Sopocko, fundó las Hermanas de Jesús Misericordioso pero nunca pudo ver cumplido el deseo de la fundación masculina. En los últimos tiempos han sido varias las fundaciones de comunidades de varones que asumen este carisma, entre ellas la presente.


Los Misioneros propagan el mensaje teológico contenido en las apariciones de Jesús a Santa Faustina que no es otro que despertar la confianza de los hombres en la infinita bondad y amor de Dios. Predican misiones populares y retiros espirituales, y acogen en sus casas religiosas a personas que quieren reencontrarse con la fe abandonada. Practican en Comunidad las devociones propias expuestas por la Santa en su Diario y las enseñan a los fieles. Están presentes en Ucrania y Polonia.


258. Misioneras de la Madre de Dios



Las Misioneras de la Madre de Dios son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por el P. Roberto Luis Russell Thimmes (+2010), Sulpiciano, en 1980 en la Archidiócesis de Mérida (México). En el año 1970, el P. Russell conoció las apariciones y revelaciones de Nuestra Señora de la Salette (Francia) que hablaba de tres grupos que integraban la Obra de la Madre Dios. El Padre tomó la espiritualidad de la Salette para esta Obra y le pidió a la Santísima Virgen poder aplicar la Regla de Vida que dio para una nueva comunidad mariana, ya que se identificaba totalmente con sus objetivos, ideales y espiritualidad.


"Orar para entender, entender para vivir y vivir para llevar a Cristo a los demás", resume el carisma del Instituto. Las Misioneras trabajan para evangelizar a los pobres con la Biblia, con la Liturgia de las Horas, con el Santo Rosario meditado y a través de Misiones en Colegios Bíblicos, en donde la Sagrada Escritura se lee, se comenta y se aplica. Están presentes en varias diócesis mexicanas.



Inimaginable en España... y en medio mundo

***

De la mano de los últimos Institutos Religiosos que hemos presentado y que tienen casas religiosas en Polonia, presentamos imágenes de algunos Institutos clásicos presentes en la nación polaca. Lo primero que llama la atención es que sus religiosos vistan todos el hábito respectivo de sus Congregaciones, y lo segundo es que tienen buena salud vocacional. Es cierto que en los últimos años ha descendido el número de nueva vocaciones en Polonia, pero sigue siendo un oasis comparado con la situación de otros antiguos países católicos de Europa. La cuestión de que vistan el hábito es secundaria en tanto que denota connotaciones más profundas: fidelidad a la Iglesia y a las tradiciones de sus Institutos, defensa de la identidad carismática dada por el Espíritu en los Fundadores, vida de oración y fraternidad fuertes, testimonio público de consagración, asunción de la pobreza interior y externa... Además no se trata de comunidades de frailes, que más o menos suelen ponerse el hábito para determinados eventos aquí en España, sino de clérigos regulares y congregaciones clericales. El caso de las Provincias religiosas polacas es realmente excepcional en el conjunto de sus Congregaciones. Permanezcan así muchos años pese a los embates del secularismo que penetra silenciosamente en Polonia y de las intromisiones de sus "hermanos de hábito" modernos y progres del resto de Europa que amenudo les exigen una renovación de sus costumbres y estilos de vida y praxis pastoral. Oídos sordos.


Jesuitas


Oblatos de María Inmaculada


Hermanos de la Salle


Palotinos


PP. Reparadores (Dehonianos)


Misioneros de la Sagrada Familia


Verbitas


257. Hermanos del Corazón de Jesús



Los Hermanos del Corazón de Jesús fueron fundados por el Hno. Stanisław Andrzej Kubiak en 1923 en Polonia. Se trata de un Instituto de vida contemplativo- apostólica de Hermanos no clérigos cuyo carisma radica en promover el culto de adoración y reparación del Sagrado Corazón. Su apostolado consiste en trabajar en las iglesias como sacristanes y organistas, dar catequesis a niños y adultos, trabajar al servicio de los seminarios diocesanos y curias episcopales, y difundir con medios de comunicación la devoción corazonista. Se hallan presentes en Polonia. Alemania e Italia.


256. Misioneros de Fátima



P. Aloysius Ellacuría


Los Misioneros de Fátima (Misioneros de la Adoración Perpetua es el nombre oficial) son una Asociación Pública de Fieles fundada por el sacerdote español P. Aloysius Ellacuría (+1981), Claretiano, en 1972 en la localidad de Fátima (Portugal). En 1978 la Comunidad se trasladó a Álamos, Sonora (México). El Instituto es de vida contemplativo- apostólica, y tienen por carisma promover la veneración del Inmaculado Corazón de María y los mensajes de las Apariciones Marianas en Fátima. Trabajan en diversas actividades parroquiales y pastorales, fomentando el culto eucarístico de adoración y reparación. Están presentes en México.


* Misioneros de Fátima (web)
Email: carpentermap@gmail.com

255. Hermanos del Consuelo de Getsemaní



P. Josef Jan Litomisky

Los Hermanos del Consuelo de Getsemaní son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por el P. Josef Jan Litomisky en 1922 en Viena (Austria). Impresionado por el sufrimiento y el dolor causados por la contienda fraticida de la Primera Guerra Mundial, el P. Josef se desvivió por dar el último consuelo a los cientos de moribundos que se apilaban en los hospitales vieneses. En la oración sintió la llamada de fundar una comunidad de hombres entregados a la vida de oración y penitencia, afanados en que los pecadores y moribundos se reencontraran con la gracia y el amor salvador de Cristo a través del consuelo espiritual y los Sacramentos.


Con dicha intención se presentó en Roma ante Pío XI quien dio su bendición para la nueva obra. La comunidad se extendió por Austria, Chequia, Eslovaquia, Canadá y llegó a fundar un convento en el Monte de los Olivos en Tierra Santa. Tras la Segunda Guerra Mundial, los regímenes comunistas hicieron estragos en las comunidades de los Hermanos. El P. Josef fue encarcelado en Praga y allí murió enfermo en la prisión en 1956. El noviciado siguió funcionando en la clandestinidad, y caída la barbarie comunista las comunidades se restablecieron en Eslovaquia, Polonia y Austria.


“Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnundo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme.” (Mt 25, 35-36)


Su apostolado se enfoca especialmente a las personas que sufren física y espiritualmente para fortalecer su confianza en el amor infinito del Salvador. Velan por el bienestar espiritual de los enfermos y dolientes, atendiéndolos en sus casas, en los hospitales, en los orfanatos, en los refugios para los sin techo y en las prisiones.


* Hermanos del Consuelo de Getsemaní (Eslovaquia)
* Hermanos del Consuelo de Getsemaní (Polonia)

254. Samaritanos del Inmaculado Corazón de María



Los Hermanos Samaritanos del Inmaculado Corazón de María fueron fundados por el sacerdote polaco P. Andrzej Michałek en 1982. La Comunidad se entiende como una “obra de María” al servicio de la Iglesia y de los hermanos en la caridad sin límites. Su espiritualidad se inspira en la parábola evangélica del Buen Samaritano y como él, están dispuestos a hacer sacrificios en aras de la caridad sin mirar a quién, abiertos a todos los que lo necesiten: “Vete y haz tú lo mismo”, es lo que Jesús respondió a quien le preguntó sobre cómo heredar la vida eterna. En su apostolado destaca la dedicación a la familia. Enseñan a las familias a orar juntas a diario y ofrecen catequesis bíblica para que lo puedan hacer de la mano de la Sagrada Escritura. Atienden también Santuarios marianos donde ofrecen los Sacramentos, especialmente el de la penitencia. Están presentes en Austria, Alemania y Polonia.


En 1983 el P. Andrzej fundó la rama femenina de las Hermanas Samaritanas del Inmaculado Corazón de María.


* Samaritanos del Inmaculado Corazón de María (web)

253. Cooperatores Veritatis de la Madre de Dios



San José de Calasanz

Los Cooperatores Veritatis de la Madre de Dios son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano erigido, a petición de la Santa Sede, el 8 de septiembre de 2011 por Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia. Desde hacía 40 años se había ido configurando en algunos Religiosos Escolapios de la Provincia de Valencia (España) un estilo de vida y misión que, en un determinado momento, la Santa Sede ha discernido, reconociendo en ellos los rasgos y voluntad de “una forma renovada de vida y carisma escolapio”, rica en “frutos pastorales verificados estos años… por las nuevas vocaciones… y por la vivencia profunda de fe de los alumnos en Piedad y Letras”.


Mons. Osoro con el P. Gonzalo Carbó,
Servidor General

A partir de dicho discernimiento, la Santa Sede “ha procedido a tomar una decisión buscando el bien de los Religiosos y de su propia vocación: ofrecer una oportunidad eclesial para que estos consagrados configuren su vida según la vivencia profunda de fe y el espíritu de Piedad y Letras que han marcado su existencia y su acción pastoral”, invitándoles a “discernir esta llamada específica de Dios” y a que “constituyan un nuevo ente eclesial diferente de la Orden de los Clérigos Regulares Pobres de la Madre de Dios (Escolapios), con una identidad clara y distinta”.


Letanías de los Santos en el rito
de profesión de los Consejos Evangélicos


"Empezáis vuestras tarea en un momento en el que el Papa ha manifestado la necesidad de evangelización en medio de una emergencia educativa… (…) escuchad las palabras de la Virgen: "Haced lo que el os diga".
(Mons. Osoro, Homilía en la Catedral)

El apostolado del Instituto consiste en la educación de los jóvenes con el mismo espíritu con que vivió San José de Calasanz, con plena confianza en Dios y en la Providencia. Este nuevo retoño calasancio hunde sus raíces en la figura, espiritualidad y misión de San José de Calasanz. De él toma ejemplo y proyecta, con una visión y sensibilidad nuevas, la Piedad y las Letras, que hace suya desde una sensibilidad eclesial de comunión, continuando bajo su inspiración la misión de la educación católica a los niños y jóvenes que San José de Calasanz comenzó en la Iglesia.”

* Información tomada de la web de la Archidiócesis de Valencia

- Contacto:

* Cooperatores Veritatis de la Madre de Dios (web)
Monasterio del Corpus Christi
C/ Calciners 117
46740 Carcaixent
Valencia- España
Email: gonzalolmcb@gmail.com

252. Siervos de la Preciosísima Sangre



Los Siervos de la Preciosísima Sangre y de los Sagrados Corazones son una Asociación Pública de Fieles fundada por Mons. Francisco João Magalhães Dalto el 1 de julio de 1985 en la Ciudad del Corazón de María en Bahía (Brasil). La Comunidad está compuesta por sacerdotes y hermanos que consagrados a la Sangre de Cristo toman por misión servir a la Iglesia en aquello que ella les encomiende. Viven una vida contemplativa y apostólica, uniendo a la intensa vida de oración (litúrgica y personal) un apostolado preferentemente entre los pobres y excluidos por quienes Cristo derramó su Sangre. Propio de su espíritu es la adoración ante el Santísimo y la reparación del Corazón de Jesús por los sacrilegios cometidos contra su Cuerpo y su Sangre en el Sacramento del Altar.


251. Fraternidad Franciscana de la Cruz



El día de la toma de hábito

La Fraternidad Franciscana de la Cruz es una Asociación Pública de Fieles erigida por Mons. Jesús García Burillo, obispo de Ávila, el 14 de septiembre de 2009. La espiritualidad de la Fraternidad queda enmarcada en la actitud filial hacia la Iglesia, la fraternidad como don y espacio donde vivir los valores del Reino, la misericordia como actitud ante los hermanos y ante la Creación entera, y la pobreza asumida como compromiso y liberación, estando siempre y en todo abiertos a las inspiraciones del Espíritu Santo. Dicha espiritualidad tiene por referencia a dos grandes Santos de la Iglesia: San Francisco de Asís y Santa Teresa de Jesús. De ahí su hábito franciscano-carmelitano. La Fraternidad está presente en San Miguel de Serrezuela (Ávila) y en Torrelodones (Madrid) con hogares para ancianos.