El testimonio de la Beata Dulce de los Pobres



Breve biografía

La Beata Dulce de los Pobres (María Rita de Souza Brito Lopes Pontes) nace el 26 de mayo de 1914 en Salvador, Bahía (Brasil). El 9 de febrero de 1933 ingresa en el Instituto de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios. El 13 de agosto viste el hábito de la Congregación que llevará hasta el final de su vida y un nuevo nombre, Dulce. En 1934 recibe su primer destino en Salvador, en el Hospital Español, donde ejercerá de enfermera, portera y sacristana. A partir de entonces la Hermana Dulce comenzará un periplo de fundaciones de obras para atender espiritual y materialmente a los más necesitados (bibliotecas, uniones obreras católicas, colegios, albergues, etc.). En 1946 comienza la campaña para la entronización del Sagrado Corazón en las fábricas. En 1949, en el gallinero de su convento, abre un dispensario médico para los pobres, germen del mayor hospital de Bahía, el de San Antonio. En 1950 comienza la atención a los presos y en 1952 crea la cooperativa de alimentos a precios populares. En 1959 funda la Asociación Obras Sociales Hermana Dulce. En 1960 funda el albergue San Antonio.


El 7 de julio de 1980 tiene su primer encuentro con el Beato Juan Pablo II que la anima y bendice. En 1984 funda las Hijas de María Siervas de los Pobres (Instituto Religioso de Derecho Diocesano) con vistas a mantener y perpetuar el espíritu y carisma de su obra. En 1988 se presenta su candidatura al Premio Nobel de la Paz. El 11 de noviembre de 1990 cae enferma con problemas respiratorios y el 20 de octubre de 1991 recibe en su lecho de dolor la visita de Juan Pablo II. El 13 de marzo de 1992 fallece a los 77 años tras dieciséis meses de sufrimientos ofrecidos por la Iglesia. El 22 de mayo de 2011 ha sido beatificada en la ciudad de Salvador (Brasil). Es conocida popularmente como el Ángel Bueno de Brasil.

HH. Misioneras de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios


El Instituto de las Hermanas Misioneras de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios fue fundado por Mons. Amando Bahlmann, obispo misionero alemán de Saltarém (Brasil), en 1910, con la ayuda de la Madre María Inmaculada de Jesús Tombrock (alemana) y tres monjas Concepcionistas de Río de Janeiro que acabarían saliendo de la Congregación. Su carisma consistía en llevar el Evangelio a los lugares necesitados de la región amazónica. Durante años el Instituto se nutrió de vocaciones alemanas siendo la Provincia alemana la más numerosa y dinámica. En 1962 el Instituto alcanzó las 600 religiosas y a día de hoy son 380 Hermanas, la mayoría brasileñas, quedando la Provincia alemana con 36 religiosas, la mayoría ancianas y enfermas. El Instituto se nutre de vocaciones en Brasil, Taiwán y Namibia.


Su testimonio de vida religiosa

Cuando vemos imágenes de la Beata Dulce lo primero que nos llama la atención es su hábito religioso. La Hermana Dulce pertenece a ese grupo de santas mujeres, formadas en la escuela del sagrario y del amor a la Virgen, que no perdió tiempo alguno en enredarse en estériles cuestiones sobre la renovación o deformación de la vida religiosa después del Concilio Vaticano II. Mientras sus Hermanas de Instituto se afanaban en el Capítulo Extraordinario de 1968 por renovar las estructuras y la forma de vida de su Congregación, la Hermana Dulce se dedicaba a hacer lo que siempre había hecho en conformidad con su profesión religiosa. Vistió hasta su muerte en 1992 el hábito que había recibido en 1933, siguió conservando los ejercicios de piedad tradicionales que había realizado toda su vida (oración mental, rosario…) sumando la Liturgia de las Horas (ya que antes las religiosas solían rezar el Oficio Parvo de la Virgen), siguió practicando penitencias y realizando los sacrificios que siempre había hecho, siguió llevando a los pobres el amor de Jesús y la Inmaculada, impregnando totalmente de espíritu cristiano todas las obras que iba fundando, siguió conservando su identidad religiosa frente a los embates del secularismo y el modernismo que se apoderaban de su Congregación.


Y es que sus Hermanas, dado que gran parte de la cúpula directiva la formaban religiosas alemanas, acometieron una serie de reformas con las que la Hermana Dulce no comulgaba: reformaron el hábito hasta quitárselo definitivamente, suprimieron las costumbres tradicionales que estaban en vigor desde los tiempos de fundación, apoyaron la teología de la liberación, etc. Pero la hermana Dulce no secundó ninguno de esos desvaríos y Dios la premió con el apoyo de la gente, desde la más poderosa a la más humilde, y la sanción de la Iglesia que ha reconocido su vida ejemplar en grado heroico con la beatificación previa a su canonización. A pesar de su hábito y su vida contemplativa, la gente la quería y la respetaba, colaborando con ella en sus obras de caridad, y desenmascarando esas corrientes disidentes de vida religiosa que apuestan por lo contrario para “acercarse a la gente”. Su apostolado fue fructífero hasta más no poder y su testimonio de vida religiosa deja patente en qué consiste la radicalidad del seguimiento de Cristo en la vida consagrada en fidelidad a los fundadores y a la Iglesia, su Madre. En 1984 fundó a las Hijas de María Siervas de los Pobres para que perpetuasen y cuidaran la obra que el Señor le había mandado levantar.

Beata Dulce de los Pobres, ruega por nosotros


229. Comunidad Monástica de los Siervos de la Reina de la Paz


La Comunidad Monástica de los Siervos de la Reina de la Paz fue fundada por el P. Israel Martínez y la Madre Karina Mendívil el 10 de abril de 2010 en la diócesis de Lurín (Lima Sur, Perú). Esta nueva fundación está compuesta por monjes, monjas y seglares (Oasis de Paz), todos unidos por el mismo carisma y espiritualidad vividos según la peculiar vocación de cada uno. La Comunidad se siente llamada en la Iglesia al seguimiento de Jesucristo desde la experiencia de la paz de Dios en el corazón. Entienden paz no sólo como la ausencia de conflictos sino como la plenitud de Dios en el corazón humano, el shalom hebreo que Jesucristo nos regala por manos de María en el silencio y la soledad de la oración tranquila.


Los Siervos tomarán pronto su hábito religioso propio

Su carisma los ubica dentro de la vida contemplativa. La paz de Dios es un don que reclama una entrega absoluta y radical, ese es su ideal. Y en este camino de búsqueda y conquista tienen una espiritualidad marcada por los siguientes hitos: * El deseo de Dios; * El amor al silencio; * La infancia espiritual; * La alabanza y la alegría; * La caridad fraterna; * La abnegación y la austeridad; * La conversión continua. En esta escuela de la paz del corazón que es aquilatada y luego transmitida con gozo, es María Santísima su guía más segura y su mejor modelo. Participan del espíritu de Medjugorje y por ello acogen la invitación de la Reina para orar con el corazón, meditar la Sagrada Escritura cotidianamente, vivir la Eucaristía diariamente, ayunar dos veces por semana a pan y agua, y recurrir confiadamente al sacramento de la Reconciliación.


Al servicio de la Reina de la Paz

Aunque contemplativos, tienen un moderado apostolado semanal (la paz del corazón que se comparte) que consiste en: la guía de los grupos de Oasis de Paz (grupos de oración y apostolado seglar), la guía de las Escuelas de Oración y paz (para seglares), la predicación o testimonio por medio de conferencias, charlas, meditaciones en jornadas y retiros, según se lo soliciten, y el servicio de la dirección y orientación espiritual a seglares. La Comunidad de los Siervos de la Reina de la Paz está asentada en el Santuario diocesano de María de la Consagración ubicado en el centro poblado Quebrada Verde, distrito de Pachacámac, provincia de Lima (Perú).


Postulantes de la rama masculina en trabajos manuales

* Comunidad Monástica de los Siervos de la Reina de la Paz (web)

228. Instituto Religioso Nueva Jerusalén



P. Caetano Minette

“Vi bajar desde el Cielo, junto a Dios, la Ciudad Santa, la Nueva Jerusalén, preparada como una esposa que se engalana para su Esposo.” (Ap 21,2)

El Instituto Religioso Nueva Jerusalén es una Asociación Pública de Fieles fundada por el P. Caetano Minette de Tillesse en 1981 (Brasil). Está compuesta por religiosos (sacerdotes y hermanos), religiosas y seglares que comparten el mismo espíritu. A ejemplo del fundador, que fue monje cisterciense, viven un amor especial por la Sagrada Escritura y por ello hacen de ella la razón de su carisma y apostolado. En unión con la Iglesia anuncian la Buena Nueva de la Salvación. Para responder a los cuestionamientos de nuestra época encuentran en la Palabra de Dios, fundamento de la fe junto con la Tradición, un camino guiado por Dios para la humanidad. Por eso son llamados a estudiarla profundamente a fin de poder ofrecerla a los fieles que muchas veces desconocen la Escritura.


Hermanos y Hermanas

Nueva Jerusalén existe para evangelizar a partir de la Palabra de Dios, actuando en diversos campos del apostolado como la pastoral parroquial, cursos bíblicos, seminarios y enseñanza en Facultades teológicas. El Instituto se inspira en la espiritualidad cisterciense y por ello es prioridad en su vida el aspecto contemplativo. Su Patrón es San Benito de Nursia. Están presentes con varias casas en Brasil.


Novicios con el P. Maestro

Universae Ecclesiae- Sobre la aplicación de Summorum Pontificum



«No hay ninguna contradicción entre una y otra edición del ‘Missale Romanum’. En la historia de la Liturgia hay crecimiento y progreso pero ninguna ruptura. Lo que para las generaciones anteriores era sagrado, también para nosotros permanece sagrado y grande y no puede ser de improviso totalmente prohibido o incluso perjudicial». (Benedicto XVI)

Parece mentira que el Santo Padre Benedicto XVI haya tenido que promulgar una nueva instrucción (Universae Ecclesiae, publicada el 13 de mayo de 2011) sobre la aplicación del motu proprio Summorum Pontificum de 2007. En efecto, al parecer muchos de nuestros obispos, de nuestros sacerdotes y de los superiores mayores de Institutos Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica no saben leer o simplemente no han querido obedecer las instrucciones del Romano Pontífice sobre la Forma Extraordinaria del Rito Romano. Por esta falta de obediencia gravísima, excusada en dudas con las que han inundado a la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, el Papa deja bien claro en este documento, que debe ser obedecido por la Iglesia Universal, todo lo relacionado con el derecho de los fieles y de los sacerdotes a celebrar la Santa Misa (también los otros Sacramentos y la Liturgia de las Horas) según la Forma Extraordinaria. El documento completo lo podéis encontrar aquí. Resaltamos los siguientes puntos:

Un único Rito Romano, dos Formas

6. Los textos del Misal Romano del papa Pablo VI y del Misal que se remonta a la última edición del Papa Juan XXIII, son dos formas de la Liturgia Romana, definidas respectivamente ordinaria y extraordinaria: son dos usos del único Rito Romano, que se colocan uno al lado del otro. Ambas formas son expresión de la misma lex orandi de la Iglesia. Por su uso venerable y antiguo, la forma extraordinaria debe ser conservada con el honor debido.

El Papa, gran Liturgo de la Iglesia Universal

8. El Motu Proprio "Summorum Pontificum" constituye una relevante expresión del Magisterio del Romano Pontífice y del munus que le es propio, es decir, regular y ordenar la Sagrada Liturgia de la Iglesia, y manifiesta su preocupación como Vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia Universal. El documento tiene como objetivo:

a) ofrecer a todos los fieles la Liturgia Romana en el usus antiquior, considerada como un tesoro precioso que hay que conservar;
b) garantizar y asegurar realmente el uso de la forma extraordinaria a quienes lo pidan, considerando que el uso la Liturgia Romana entrado en vigor en 1962 es una facultad concedida para el bien de los fieles y, por lo tanto, debe interpretarse en sentido favorable a los fieles, que son sus principales destinatarios;
c) favorecer la reconciliación en el seno de la Iglesia.


Cardenal Burke celebrando en San Pedro del Vaticano

Obispos en comunión verdadera con el Papa

13. Los obispos diocesanos, según el Código de Derecho Canónico, deben vigilar en materia litúrgica en atención al bien común y para que todo se desarrolle dignamente, en paz y serenidad en sus diócesis, de acuerdo siempre con la mens del Romano Pontífice, claramente expresada en el Motu Proprio "Summorum Pontificum". En caso de controversias o dudas fundadas acerca de la celebración en la forma extraordinaria, decidirá la Pontificia Comisión Ecclesia Dei.

14. Es tarea del obispo diocesano adoptar las medidas necesarias para garantizar el respeto de la forma extraordinaria del Rito Romano, a tenor del Motu Proprio "Summorum Pontificum".

El derecho de los fieles católicos

15. Un coetus fidelium se puede definir stabiliter existens, a tenor el art. 5 § 1 del Motu Proprio "Summorum Pontificum", cuando esté constituido por algunas personas de una determinada parroquia que, incluso después de la publicación del Motu Proprio, se hayan unido a causa de la veneración por la Liturgia según el usus antiquior, las cuales solicitan que ésta sea celebrada en la iglesia parroquial o en un oratorio o capilla; tal coetus puede estar también compuesto por personas que provengan de diferentes parroquias o diócesis y que, para tal fin, se reúnen en una determinada parroquia o en un oratorio o capilla.

Obedezcan los sacerdotes al Papa

16. En caso de que un sacerdote se presente ocasionalmente con algunas personas en una iglesia parroquial o en un oratorio, con la intención de celebrar según la forma extraordinaria, como previsto en los art. 2 y 4 del Motu Proprio "Summorum Pontificum", el párroco o el rector de una iglesia o el sacerdote responsable admitan tal celebración, respetando las exigencias de horarios de las celebraciones litúrgicas de la misma iglesia.

Sobre el sacerdote idóneo

20. Sobre los requisitos necesarios para que un sacerdote sea considerado idóneo para celebrar en la forma extraordinaria, se establece cuanto sigue:

a) cualquier sacerdote que no esté impedido a tenor del Derecho Canónico se considera sacerdote idóneo para celebrar la Santa Misa en la forma extraordinaria;
b) en relación al uso de la lengua latina, es necesario un conocimiento suficiente que permita pronunciar correctamente las palabras y entender su significado;
c) en lo que respecta al conocimiento del desarrollo del rito, se presumen idóneos los sacerdotes que se presenten espontáneamente para celebrar en la forma extraordinaria y la hayan usado anteriormente.

Enseñanza al clero y a los seminaristas

21. Se exhorta a los ordinarios a que ofrezcan al clero la posibilidad de adquirir una preparación adecuada para las celebraciones en la forma extraordinaria. Esto vale también para los seminarios, donde se deberá proveer a que los futuros sacerdotes tengan una formación conveniente en el estudio del latín y, según las exigencias pastorales, ofrecer la oportunidad de aprender la forma extraordinaria del rito.


Libertad de sacerdotes diocesanos y religiosos para celebrar la Forma Extraordinaria sine populo

23. La facultad para celebrar la Misa sine populo (o con la participación del solo ministro) en la forma extraordinaria del Rito Romano es concedida por el Motu Proprio a todos los sacerdotes diocesanos y religiosos (cf. Motu Proprio "Summorum Pontificum", art. 2). Por lo tanto, en tales celebraciones, los sacerdotes, en conformidad con el Motu Proprio "Summorum Pontificum", no necesitan ningún permiso especial de sus ordinarios o superiores.

Sobre el Breviario Romano

32. Se concede a los clérigos la facultad de usar el Breviarium Romanum en vigor en 1962, según el art. 9 § 3 del Motu Proprio "Summorum Pontificum". El mismo se recita integralmente en lengua latina.

Sobre los ritos propios de algunas Órdenes

34. Se permite el uso de los libros litúrgicos propios de las Órdenes religiosas vigentes en 1962.

***

Esperemos que de una vez por todas, obispos, sacerdotes y superiores mayores aprendan a leer, esto es, a obedecer al Papa. En el documento también se deja bien claro que no habiendo sacerdotes idóneos en una diócesis para celebrar según la Forma Extraordinaria, los obispos podrán solicitar la ayuda de los sacerdotes de los Institutos vinculados a Ecclesia Dei.

Y especialmente importante es que los religiosos no necesitan permiso alguno de sus rectores, priores, abades, guardianes, correctores, ministros, etc., para celebrar la Forma Extraordinaria sine populo. Sí están estos superiores obligados a respetar a los súbditos que así lo hicieran, no poniendo traba alguna para la celebración digna de esta Misa. Y aquellas Órdenes con rito propio vigente en 1962 (cartujos, cistercienses, dominicos, carmelitas) también pueden hacer uso de tales Misales para la celebración de la Misa. Corresponderá a Ecclesia Dei la reedición de estos libros litúrgicos a los que se añadirán nuevos santos, nuevas fiestas y prefacios.

GRACIAS SANTÍSIMO PADRE BENEDICTO XVI

227. Siervos Ermitaños Penitentes Carmelitas Teresianos de la Divina Misericordia



Los Siervos Ermitaños Penitentes Carmelitas Teresianos de la Divina Misericordia son una Asociación Pública de Fieles fundada por el P. Francisco Dengo en la Diócesis de Tilarán-Liberia (Costa Rica). La aprobación diocesana data del año 2000. La Comunidad es de clausura y vida contemplativa, enraizada en la espiritualidad carmelitana descalza y en la espiritualidad de la Divina Misericordia revelada a Santa Faustina Kowalska. Junto a la santificación personal, tienen por carisma orar y sacrificarse por los sacerdotes y las almas consagradas. Dividen su  jornada en 8 horas de oración, 8 de trabajo y 8 de descanso. Se mantienen del trabajo que hacen y no tienen casi contacto con el exterior, excepto una vez al mes en que van a una capilla dedicada a la Divina Misericordia donde celebran Misa para los peregrinos

226. Alianza Internacional de la Sagrada Familia



La Alianza Internacional de la Sagrada Familia (AHFI) es un movimiento eclesial mundial de la familia católica implantado en decenas de países. Este movimiento promueve la devoción a los Corazones de Jesús y María con el objetivo de formar una comunión reparadora con el rezo diario del Rosario, la confesión regular y la recepción y adoración diarias del Santísimo Sacramento. Para iniciar a las familias católicas en este estilo de vida se sirven de dos medios de apostolado: la entronización de los Dos Corazones en los hogares, y la comunión y adoración reparadoras de los Primeros Viernes. Este movimiento se caracteriza por ser Pro-Vida, Pro-Papa y Pro Magisterio. Su director espiritual es el P. Edgardo Arellano que orienta y colabora con el desarrollo de dos Institutos Religiosos nacidos en este contexto eclesial: los Apóstoles Oblatos de los Dos Corazones y las Hermanas de la Levadura del Inmaculado Corazón de María . Ambos Institutos, presentes en EEUU y Filipinas, tienen por carisma la reparación y el victimismo por los Sagrados Corazones.


Apóstoles Oblatos de los Dos Corazones


Hermanas de la Levadura del Inmaculado Corazón de María


Alliance of the Holy Family Int.

P.O. Box 1719
Dover Delaware 19903 USA
Tel. (302) 678-1358
E-mail: ahfisecretarial@aol.com 

Nuevos Provinciales de los Carmelitas Descalzos en España


Durante la Semana de Pascua de 2011, los Carmelitas Descalzos de las seis Provincias de España realizaron sus Capítulos Provinciales. Estas seis Provincias se hallan inmersas en un proceso de reestrucuración interna con miras a la creación de una única Provincia española.


Capitulares de la Provincia de Navarra que han elegido a Luis Aróstegui (abajo) que fue Prepósito General de 2003 a 2009



Capitulares de la Provincia de Burgos que han elegido a Pedro G. Tomás Navajas (abajo de pie)



Capitulares de la Provincia de Castilla que han elegido a Miguel Márquez


El nuevo Provincial de Andalucía (en el centro), Francisco José Berbell


Capitulares de la Provincia de Aragón-Valencia que han elegido a Sergio Marquetta Lafita


Capitulares Descalzos de Aragón con Capitulares Calzados compartiendo oración


Capitulares de la Provincia de Cataluña que han elegido a Agustín Borrell

***

En el último censo de mayo de 2010, los Carmelitas Descalzos de la Península Ibérica (las seis Provincias españolas más la Provincia portuguesa) eran 433 religiosos:

- 230 mayores de 60 años, de los cuales 92 tienen más de 80 años.
- 203 menores de 60 años, de los cuales tan sólo 25 tienen menos de 40 años.

Existen 78 conventos, 31 de los cuales con 4 o menos religiosos. 27 conventos tienen 5 o 6 religiosos.