244. Hermanas de la Sagrada Familia OSB


Madre María del Calvario
Las Hermanas de la Sagrada Familia OSB son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por la Madre María del Calvario Josefa del Divino Prisionero (Esther Gutiérrez Rodríguez, + 1940) el 19 de marzo de 1919 en Ciudad de México. Profesan la Santa Regla de San Benito y el Instituto fue afiliado a la Confederación Benedictina en 1984. Como miembros de la Orden de San Benito conceden gran importancia a la celebración del Culto litúrgico y la oración contemplativa según el método monástico de la Lectio Divina.


Con el hábito reformado
Su apostolado consiste en acoger, rescatar, proteger y educar a los niños que no tienen familia en orfanatos que son hogares y escuelas, en los que se quiere vivir el ambiente de amor que era propio de la Sagrada Familia en Nazaret. Trabajan también en misiones parroquiales, catequesis, Ejercicios Espirituales… Presentes en México.





6 comentarios:

Catholic faith dijo...

Laudetur Jesus Christus

I have found the blog about congragations religious on the world - unfortunately in polish
(congregaciones religiosas en el mundo - sitio web en polaco):

http://www.zakony-na-swiecie.blogspot.com/

You can use: google-translator:
http://translate.google.com

Juaco dijo...

He visto el blog de esta congregación y ya no usan el hábito sino una especie de uniforme... no deberían estar en este blog

Rosa dijo...

Siguen llevando hábito. Yo las conozco. Durante años en México estaba prohibido vestirlo y quizá hayas visto fotos de aquella época. Yo, las que conozco, lo visten, como el de la religiosa joven de la foto.

Bendiciones.

Anónimo dijo...

Nuestras hermanas siguen utilizando su hábito. Yo estudio en uno de sus Colegios y doy testimonio de ello.

arcenio henao dijo...

El hábito no hace al monje, lo importante es que estan dedicadas a servir en su carisma y dan testimonio de ello.
Cuántos visten hábitos y son incoherentes?, mi querido amigo debes madurar tu fe.

Jose Ranniel Acevedo Sosa dijo...

El habito no hace al monje, pero el monje debe llevar su habito.