233. Siervas Eudistas de la Úndecima Hora



Madre Antonia Brenner


Las Siervas Eudistas de la Undécima Hora son una Asociación Pública de Fieles fundada por la Madre Antonia Brenner y aprobada en la Diócesis de Tijuana (México) en 2003. La Comunidad acepta a mujeres mayores (entre los 45 y 65 años) que por vicisitudes de la vida han discernido su vocación en la madurez y desean servir a Jesús en los pobres y los necesitados. En este sentido, “de la Úndecima Hora”  hace referencia a la Escritura donde Jesús llama a los últimos. Las Hermanas hacen votos por período de un año y luego los van renovando anualmente con el visto bueno de la Comunidad. Pertenecen a la familia espiritual de San Juan Eudes por lo que tienen gran devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y María donde se abrasan de amor las almas, incluso las de los pecadores a los que las Siervas se sienten llamadas a ayudar para su conversión. Trabajan en México y EEUU en cárceles, hospitales, refugios para madres y niños, casas para mujeres maltratas, etc.


* Siervas Eudistas de la Úndecima Hora (web)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Seráficos, gracias por su trabajo.
Dos cosas: hoy ha publicado dos post destinados a congregaciones que tienen la característica de aceptar a personas mayores. Estas siervas que se "especializan" en vocaciones femeninas adultas y los Hermanos Menores Franciscanos que no ponen límite de edad a los candidatos, fieles a la tradición franciscana. Me imagino que lo mismo debería aplicarse a la rana femenina de estos hermanos.
He leído que hay mucha gente de 40 años hacia arriba que desearía la vida religiosa y no es aceptado, pues bien, aquí está la respuesta.
La segunda cosa: si el traductor google no me engaña, las siervas eudistas no tienen vida común, viven en sus casas como las antiguos terciarios, siguiendo una regla y vistiendo el hábito. Es muy curioso, pero pienso que quizá no sea ésta vida religiosa conforme al derecho de la Iglesia, poruqe el cánon 607 párrafo 2 exige la vida fraterna común. ¿Qué piensa Ud.?

Ruperto

Seráficos dijo...

Hola Ruperto:

Según me dicen de EEUU, las Siervas deben tener una casa de vida común en Tijuana a modo de casa de postulantado y noviciado. Allí las Siervas que deseen pueden vivir juntas aunque sí deben ser autosuficientes. Tiene sentido pues la mayoría de ellas trabajan en la zona de Tijuana. Pero tienes razón, son algo peculiares y se asemejan a las antiguas Terciarias que vivían solas. La propia M. Antonia vive en una celda de la prisión donde hace su apostolado. La verdad es que no sé qué figura del Derecho Canónico tendrán en el futuro si crecen. Quizá se queden en asociación de fieles por siempre pero en la propia web hablan de comunidad religiosa. Es un poco lioso, la verdad.

Sobre los Hermanos Menores Franciscanos es admirable su tenor de vida. Y bien hacen en cumplir la Regla sobre la aceptación de candidatos de cualquier edad.

Gracias y un saludo.

Anónimo dijo...

Una pregunta:
¿No puede pertenecer a esta asociación pública de fieles una persona que sea joven?
Gracias

Anónimo dijo...

Cuando Jesús dijo "ven y sígueme", no agregó, tantos años de noviciado, postulantado, o clausura o lo que fuera. Sòlo dijo ven y sígueme. ¿Acaso lo que hagamos por el Señor no es lo màs importante? Si lo seguimos donde nos puso, y hacemos lo que nos pide, seguramente habremos cumplido con su voluntad. Amen.

Clara dijo...

Las Hijas del Corazón de María, fundadas por el P. Pedro de Cloriviere y Adelaida de Cicé, son un instituto religioso muy particular. Las hermanas pueden vivir en comunidad, con su familia o solas. Todo depende de las circunstancias de cada una. Incluso, las etapas de formación como aspirantado y postulantado, lo puede hacer en sus casas (donde viva la persona) no importa si no está en la misma ciudad donde está la casa de las hermanas. Esa congregación no usa hábito. Surgió durante la Revolución francesa y como se habían suprimido las congregaciones religiosas, una manera de permanecer en el mundo sin que las hermanas fuesen perseguidas originó esa particular forma de vida religiosa.