205. Oblatas de los Corazones Santísimos de Jesús y María



Las Oblatas de los Corazones Santísimos de Jesús y María (Oblatas de Matovelle) fueron fundadas por el P. Julio María Matovelle y cinco Hermanas Cofundadoras en 1892 en Cuenca (Ecuador). Las Oblatas ofrecen sus vidas por la reparación de las ofensas y las infidelidades que se cometen contra los Corazones de Jesús y su Madre.


Jesús Eucaristía es la Vida, el Modelo y la Regla viva de la Congregación. En este Misterio han de nutrir su vida espiritual, vigorizar su labor apostólica y hallar fuerzas para el sacrificio. Se ofrecen en una sola Oblación con Cristo por los mismos fines con que se ofrece diariamente en el Sacrificio del altar: adorar, dar gracias, pedir y reparar. Por estos mismos fines hacen sus obras buenas las Hermanas del Instituto. El espíritu propio de la Congregación es el de la inmolación. Para vivirlo, las Hermanas ejercen su sacerdocio común, ofreciendo por Cristo, con Él y en Él, las hostias espirituales de su propio ser y existencia, con sus trabajos diarios y dolores. Su campo de apostolado se dirige a la educación católica, las misiones, la catequesis y la pastoral parroquial. Están presentes en Ecuador, Colombia, Venezuela e Italia.

204. Madres de Desamparados y San José de la Montaña


“Hijas, tenéis las Reglas aprobadas, observadlas y hacedlas observar”.
 (Madre Petra, 15 de agosto de 1906, víspera de su muerte)

La Congregación de “Madres de Desamparados y San José de la Montaña” es un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Beata Petra de San José Pérez Florido en la Navidad de 1880 en Vélez (Málaga).


La vida de Madre Petra se caracterizó por constituir un prodigioso equilibrio entre la contemplación y la acción apostólica. Su amor apasionado a Cristo la llevó a buscarlo, tanto en la soledad y el silencio, como en el rostro de los ancianos y niños desamparados. Con el título de “Madres”, las Religiosas, atraídas por la caridad, han de ser para los desamparados lo que las madres son para sus hijos por el amor natural. La Congregación está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús y a la Virgen de los Desamparados, puesta bajo el Patrocinio de San José y Santa Teresa de Jesús y confiada a la tutela del Arcángel San Rafael.


Las Madres trabajan en residencias para ancianos desamparados, hogares para niños carentes de medios y con problemas familiares, colegios de niveles no universitarios, residencias para estudiantes, misiones, casas de Espiritualidad y guarderías. La Congregación está presente en España, Italia, México, Estados Unidos, Chile, Argentina, Guatemala, Puerto Rico y Colombia.


203. Frailes Menores Misioneros



Los Frailes Menores Misioneros son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano fundado por un grupo de ex-Franciscanos Capuchinos en 1973 en la Diócesis de Ponta Grossa (Brasil). Constituyen una nueva rama dentro de la familia franciscana en la que desean observar de manera perfecta, integral y sencilla, el Santo Evangelio, haciendo de Jesús el centro de sus vidas, a través de la fiel observancia de la Regla de San Francisco de Asís como respuesta al llamado de retorno a las fuentes pedido por el Vaticano II. Entienden la fidelidad a la Regla como un esfuerzo generoso para mantener y recuperar los valores franciscanos manteniéndolos en continua y progresiva renovación en consonancia con la Iglesia. Característica específica de la comunidad es la actividad misionera en los diversos campos del apostolado.


Novicios (todavía sin la barba franciscana)

202. Opus Matris Verbi Dei



El Opus Matris Verbi Dei es una Familia Eclesial de Vida Evangélica de Derecho Diocesano fundada por el P. Ernesto María Lima y erigida como tal en 2004 por el arzobispo de Cosenza- Bisignano (Italia). Esta Familia promueve la dimensión vocacional contemplativa y ministerial del laicado cristiano para que sean agentes evangelizadores, especialmente en las naciones descristianizadas y llamadas a la nueva evangelización. Su apostolado peculiar es el servicio de la Palabra de Dios predicada y testimoniada.


Su lema: Amar, adorar, sufrir y reparar

Su rama de vida consagrada está formada por los Siervos de la Palabra y las Siervas de la Palabra. Estos religiosos viven en comunidad una fuerte dimensión contemplativa centrada en la meditación de la Palabra de Dios y en la adoración eucarística con vistas a la evangelización y formación de bautizados comprometidos.


En palabras del Fundador, los Siervos y Siervas deben ser “cartujos en casa, misioneros fuera de casa”. Profesan una especial devoción a la Virgen María según las enseñanzas de San Luis María Grignon de Monfort y de San Maximiliano María Kolbe. Están presentes en varias diócesis italianas.

* Opus Matris Verbi Dei (web)

201. Instituto Religioso Fuego Nuevo



El Instituto Religioso Fuego Nuevo fue fundado por el P. Pedro Garza Fuente en 1986, en la Archidiócesis de Monterrey (México). El Instituto es una Comunidad de Hermanos Religiosos que nace de la experiencia con Cristo Resucitado. Desde este encuentro viven el espíritu de las bienaventuranzas, asumiendo, libre y conscientemente, los Consejos Evangélicos de pobreza, castidad, obediencia y un cuarto voto de fidelidad a la Iglesia. Su misión apostólica consiste en la evangelización prioritaria de jóvenes, adolescentes y niños en la línea de la prevención. Los Religiosos quieren compartir con ellos la experiencia de un Cristo vivo, joven y alegre. Entres sus Santos Patrones está San Juan Bosco, modelo de amor y respeto a la Iglesia y a la Jerarquía de los pastores legítimos, así como de entrega generosa y sin límites a la educación en la fe de la juventud. Están presentes en México y EEUU.


200. Siervos Reparadores del Corazón Eucarístico de Jesús



Los Siervos Reparadores del Corazón Eucarístico de Jesús constituyen una naciente comunidad religiosa fundada por el P. Alejandro Gwerder en 2007, en la Archidiócesis de Mercedes- Luján (Argentina).


Su fin primario es reparar con su entrega diaria el amor de Dios ofendido. Su modo de vida es mixto, en palabras de Santo Tomás de Aquino, para "transmitir lo contemplado". Profesan la Santa Regla de San Agustín. Sus mañanas son básicamente contemplativas y dedican las tardes al trabajo apostólico, sin descuidar el manual. De modo especial, su apostolado se dirige a la orientación de los seglares mediante la dirección espiritual y la predicación de Ejercicios Ignacianos. Cantan en el Coro las Horas Litúrgicas, y su modo habitual de celebrar la Santa Misa es según la Forma Extraordinaria del Rito Romano.


Su lema es “Fides, Veritas, Caritas”, y hace referencia al celo por conservar sin mengua ni distorsión la Fe verdadera; al correcto uso de la razón en su búsqueda de la verdad, mediante la fidelidad a la filosofía perenne de Santo Tomás; y todo esto inflamados y urgidos por la Caridad de Cristo, pues sin ella sería vano todo lo demás. Están presentes en Rawson, provincia de Buenos Aires.

* Siervos Reparadores del Corazón Eucarístico de Jesús (web)

Email: info@siervosreparadores.com

199. Guadalupanas Eucarísticas del Padre Celestial



Los Guadalupanos y Guadalupanas Eucarísticos del Padre Celestial tienen su origen en la experiencia espiritual de la Madre Andrea de Jesús, la primera Ermitaña Eucarística del Padre Celestial que se lanzó a la aventura de vivir el eremitismo junto con el P. Antonio Lootens. En el año 2004, la Madre Andrea se siente llamada a fundar una comunidad religiosa dedicada a la entrega generosa y al servicio de la familia y el matrimonio cristiano. Su espiritualidad se enriquece del mensaje de las apariciones de la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac (México). A imitación de la Virgen, ofrecen una mirada compasiva, que es la mirada de Jesús, para escuchar el llanto y la tristeza, y curar las diferentes miserias, penas y dolores de los que claman a Dios y buscan ayuda, especialmente de los miembros más heridos de las familias.


Gracias a la amistad que mantenía la Madre Andrea con Don Juan Antonio Reig Pla, entonces obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, la obra naciente encontró un protector, un amigo y un pastor que ayudaría a la Madre Andrea en la definitiva consolidación de este nuevo Instituto. En 2005 se trasladan a la Diócesis de Cartagena, pastoreada por el mismo obispo.


La Comunidad inicia estudios en el Instituto Pontificio Juan Pablo II para poder entender la problemática que viven las familias españolas y trabajar con ellas, por medio de los retiros, promoviendo la cultura de la vida y defendiéndola desde su concepción hasta su muerte natural. También brindan consejería espiritual e imparten catequesis para adultos y niños.

España

Guadalupanas Eucarísticas del Padre Celestial
Calle Isidoro de la Cierva, 5 Piso 6 D
CP: 30001 Murcia
Murcia (España)
Tel: 968 685 827
E-mail:

Guadalupanos Eucarísticos del Padre Celestial
Eremitorio de la Luz
Calle de la Luz, 183
CP: 30151 Santo Ángel
Murcia (España)
Tel: 968 840 518

Colombia (Bogotá): guadalupanasbogota@yahoo.com
  

198. Siervos de la Eucaristía



"El Señor está ahí, vayamos junto a Él".
(San Pedro Julián Eymard)

Los Siervos de la Eucaristía fueron fundados por el P. Paulo de Araujo en 1979, en la diócesis de Ponta Grossa (Brasil). Siguiendo la espiritualidad y el carisma de San Pedro Julián Eymard, la Congregación está dedicada a la adoración perpetua del Santísimo Sacramento solemnemente expuesto, al rezo de la Liturgia de las Horas en coro y al apostolado eucarístico.


Hay muchos religiosos dedicados a atender a Cristo-Cuerpo, es decir, a personas necesitadas de alimento, medicinas, asistencia... Sin embargo, pocos son quienes se dedican de forma permanente y con votos a Cristo-Cabeza. Los Siervos se consagran a Cristo-Cabeza, a Jesucristo presente en el Santísimo Sacramento para adorarle solemnemente expuesto en la custodia durante el día y la noche. Están presentes en Brasil y en España.


* Siervos de la Eucaristía (blog)

. Contacto en España:

Siervos de la Eucaristía
C/ Aceite, 10
14002 Córdoba (España)
Email: siervosdelaeucaristiasse@gmail.com


Comunidad de España

197. Hermanos de San Juan Diego



Los Hermanos de San Juan Diego son una Asociación Pública de Fieles fundada en 1985 por el Hno. Jaime Hanson Petersen, siendo reconocida como tal en la Diócesis de Ecatepec (México). Su espiritualidad es franciscana, haciendo especial énfasis en la pobreza mendicante, en el amor al silencio y la contemplación de las cosas divinas. Su Patrón Celestial y modelo es San Juan Diego al que pretenden imitar en sus virtudes: humildad, sencillez, castidad y devoción a la Virgen de Guadalupe. Su misión es la evangelización y promoción de la fe entre los más necesitados. También tienen rama femenina: las Hermanas de San Juan Diego.

 
- Hermanos de San Juan Diego

. Calle Prolongación de Sonora 1 bis
55400 Santa María Tulpetlac
Ecatepec, Estado de México
Tel: 01-55-51-26-19-26
Email: hermanosdesanjuandiego@gmail.com

. Acelotla, Hidalgo
Dom. “Monte Albernia”
Barrio de Los Galindos
Tel. 045 (775) 124 5052 ; 045 (775) 157 8927

Benedicto XVI y la Vida Religiosa VIII



Discurso del Santo Padre a los participantes de la Asamblea General Semestral de la Unión de Superiores Generales (26 de noviembre de 2010). Fuente: Zenit.

***

¡Queridísimos Hermanos y Hermanas!

Estoy contento de encontrarme con vosotros con ocasión de la Asamblea Semestral de la Unión de los Superiores Generales, que estáis celebrando, en continuidad con la del mayo pasado, sobre el tema de la vida consagrada en Europa. Saludo al Presidente, Don Pascual Chávez – a quien doy las gracias por las palabras que me ha dirigido- así como al Consejo Ejecutivo; un saludo particular al Comité Directivo de la Unión Internacional de los Superiores Generales y a los numerosos Superiores Generales. Extiendo mi pensamiento a todos vuestros hermanos y hermanas dispersos por el mundo, especialmente a los que sufren por dar testimonio del Evangelio. Deseo expresar mi sincero agradecimiento por todo lo que hacéis en la Iglesia y con la Iglesia a favor de la evangelización y del hombre. Pienso en las múltiples actividades pastorales en las parroquias, en los santuarios y en los centros de culto, por la catequesis y la formación cristiana de los niños, de los jóvenes y de los adultos, manifestando vuestra pasión por Cristo y por la humanidad. Pienso en el gran trabajo en el campo educativo, en las universidades y en las escuelas; en las múltiples obras sociales, a través de las cuales salís al encuentro de los hermanos más necesitados con el amor mismo de Dios. Pienso también en el testimonio, a veces arriesgado, de vida evangélica en las misiones ad gentes, en circunstancias a menudo difíciles.


Franciscanos de la Renovación

Vuestras dos últimas Asambleas han estado dedicadas a considerar el futuro de la vida consagrada en Europa. Esto ha significado replantear el sentido mismo de vuestra vocación, que comporta, ante todo, buscar a Dios, quaerere Deum: sois por vocación buscadores de Dios. Consagrad a esta búsqueda las mejores energías de vuestra vida. Pasad de las cosas secundarias a las esenciales, es decir, a lo que es verdaderamente importante; buscad lo definitivo, buscad a Dios, mantened la mirada puesta en Él. Como los primeros monjes, cultivad una orientación escatológica: detrás de lo provisional buscad lo que permanece, es decir lo que no pasa. Buscad a Dios en los hermanos que os ha dado, con los cuales compartís la misma vida y misión. Buscadlo en los hombres y en las mujeres de nuestro tiempo, a los que estáis invitados a ofrecer, con la vida y la palabra, el don del Evangelio. Buscadlo especialmente en los pobres, primeros destinatarios de la Buena Noticia (cf. Lc 4,18). Buscadlo en la Iglesia, donde el Señor se hace presente, sobre todo en la Eucaristía y en los demás Sacramentos; y en su Palabra, que es vía maestra para la búsqueda de Dios, nos introduce en el coloquio con Él y nos revela su verdadero rostro. ¡Sed siempre buscadores apasionados y testigos de Dios!

Dominicas de Santa Cecilia


Hermanos de San Juan

La renovación profunda de la vida consagrada parte de la centralidad de la Palabra de Dios, y más en concreto del Evangelio, regla suprema para todos vosotros, como afirma el Concilio Vaticano II en el Decreto Perfectae caritatis (cf. n. 2) y como bien comprendieron vuestros Fundadores: la vida consagrada es una planta rica en ramas que hunde las raíces en el Evangelio. Lo demuestra la historia de vuestros Institutos, en los que la firme voluntad de vivir el Mensaje de Cristo y de configurar la propia vida según Él, ha sido y continúa siendo el criterio fundamental del discernimiento vocacional y de vuestro discernimiento personal y comunitario. Es el Evangelio vivido cotidianamente el elemento que da fascinación y belleza a la vida consagrada y la presenta ante el mundo como una alternativa viable. Esto necesita la sociedad actual, esto espera de vosotros la Iglesia: que seáis Evangelio vivo.

Otro aspecto fundamental de la vida consagrada que querría destacar es la fraternidad: confessio Trinitatis (cf. Juan Pablo II, Exhort. Ap. Vita consecrata, 41) y parábola de la Iglesia comunión. A través de ésta, de hecho, pasa el testimonio de vuestra consagración. La vida fraterna es uno de los aspectos que más buscan los jóvenes cuando se acercan a vuestra vida; es un elemento profético importante que ofrecéis en una sociedad fuertemente individualista. Conozco los esfuerzos que estáis haciendo en este campo, como conozco también las dificultades que la vida comunitaria comporta. Es necesario un serio y constante discernimiento para escuchar lo que el Espíritu dice a la comunidad (cf. Ap 2,7), para reconocer lo que viene del Señor y lo que le es contrario (cf. Vita consecrata, 73). Sin el discernimiento, acompañado de la oración y de la reflexión, la vida consagrada corre el peligro de acomodarse a los criterios de este mundo: el individualismo, el consumismo, el materialismo; criterios que hacen disminuir la fraternidad y hacen perder fascinación y penetración a la misma vida consagrada. Sed maestros del discernimiento, para que vuestros hermanos y vuestras hermanas asuman este habitus y vuestras comunidades sean signo elocuente para el mundo de hoy. Vosotros que ejercéis el servicio de la autoridad, y que tenéis tareas de guía y de proyección del futuro de vuestros Institutos Religiosos, recordad que una parte importante de la animación espiritual y del gobierno es la búsqueda común de los medios para favorecer la comunión, la comunicación mutua, la calidez y la verdad en las relaciones recíprocas.

Adoratrices del Corazón Real

Un último elemento que quiero evidenciar es la misión. La misión es el modo de ser de la Iglesia y, en ella, de la vida consagrada; forma parte de vuestra identidad; os empuja a llevar el Evangelio a todos, sin límites. La misión, sostenida por una fuerte experiencia de Dios, por una robusta formación y por la vida fraterna en comunidad, es una clave para comprender y revitalizar la vida consagrada. Id, por tanto, y en fidelidad creativa haced vuestro el desafío de la nueva evangelización. Renovad vuestra presencia en los aerópagos de hoy para anunciar, como hizo san Pablo en Atenas, al Dios “desconocido”.

Queridos Superiores Generales, el momento actual presenta para no pocos Institutos el dato de la disminución numérica, especialmente en Europa. Las dificultades, sin embargo, no deben hacernos olvidar que la vida consagrada tiene su origen en el Señor: es querida por Él para la edificación y la santidad de su Iglesia, y por eso la misma Iglesia nunca estará privada de ella. Mientras os aliento a caminar en la fe y en la esperanza, os pido un renovado compromiso en la pastoral vocacional y en la formación inicial y permanente. Os confío a la Bienaventurada Virgen María, a vuestros Santos Fundadores y Patrones, mientras de corazón os imparto mi Bendición Apostólica, que extiendo a vuestras Familias religiosas.

***

Y un recuerdo a los Religiosos:

"No hay que olvidar nunca que las celebraciones presididas por el Papa están llamadas a ser punto de referencia para toda la Iglesia. Es el Papa, el Sumo Pontífice, el gran liturgo de la Iglesia, aquel que, también a través de la celebración, ejerce un auténtico magisterio litúrgico al que todos deben mirar".
(Mons. Guido Marini, Maestro de Ceremonias Pontificias. Fuente: La Buhardilla de Jerónimo)