146. Siervas del Divino Rostro

Las Siervas del Divino Rostro son una Asociación Privada de Fieles, fundada por la Madre Teresita Amparo Ortez en 1989 (Nicaragua). La comunidad tiene por propósito la glorificación de Dios en la práctica del mandato del amor del Divino Maestro, que como Buen Pastor da la vida por sus ovejas, y la santificación personal de las religiosas. Su misión consiste en la evangelización, llevando la Palabra de Dios a los lugares donde es desconocida o ignorada. También colaboran a la capacitación profesional de mujeres, atienden a niños en situación de desamparo y asisten a los ancianos, desde los valores del Evangelio. Otro de sus apostolados es la formación de delegados de la Palabra para que la proclamen en aquellos lugares con escasa presencia de sacerdotes.

Las Siervas están presentes en Nicaragua, Colombia y España.


. España: Hogar 2000. Carret. La Puebla de Montalbán, km. 3,60. 45005- TOLEDO. Telf: 925224 438.

E-mail: sdrostro@hotmail.com

145. Instituto Hesed: Hermanos y Hermanas de la Santa Cruz y de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo


Flos Carmeli,
ora pro nobis!

* El término hebreo Hesed (actitud amorosa y misericordiosa sin límites) hace alusión al modo de comportarse de Dios en su fidelidad a la Alianza y en su amor inquebrantable a su pueblo.

El Instituto Hesed de los Hermanos y Hermanas de la Santa Cruz y de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, fue fundado por las MM. Kelly Patricia y Jane Madeleine en 1997 (Brasil). Ambas mujeres sintieron en unión de corazones el llamado del Espíritu a iniciar una congregación religiosa “donde las almas, aisladas del mundo, ardieran en sacrificio delante del Trono de Dios, pidiendo su Misericordia para el mundo entero… implorando la bendición para los sacerdotes, y preparando por su oración al mundo para la última venida de Cristo” (Diario de Santa Faustina 1154). En 1998 fue aprobada la rama femenina de las Hermanas.

En 2001 inicia la rama masculina de los Hermanos de la Santa Cruz y de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo. Con idéntico carisma, los Hermanos acogen vocaciones clericales (sacerdotes) y laicales (hermanos).

La comunidad posee espiritualidad carmelitana, buscando la unión íntima y perfecta con Dios en la práctica de la oración, la contemplación, la adoración, la expiación, la acción de gracias y la misión. Conmovidos, como su Santa Madre Teresa de Jesús, los Hermanos y Hermanas asumen como objetivo primordial la reparación por los sacerdotes y la oración por su santificación. Su otro pilar espiritual lo constituyen las revelaciones de la Divina Misericordia a Santa Faustina Kowalska.

La comunidad lleva una vida sencilla de oración y trabajo, que se ofrece de día y de noche, para que Dios derrame su Misericordia sobre el mundo entero, esto es, para que llegue al conocimiento del Único Salvador Jesucristo. Por misión tienen divulgar la espiritualidad carmelitana y de la Divina Misericordia, ayudando a las personas a reencontrarse con el Amado, a través de la oración, la adoración, la Santa Misa, el Santo Rosario y el apostolado. Promover las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa, con un seguimiento adecuado, también es parte de su empresa apostólica, así como la organización de retiros, encuentros, cenáculos de oración, etc. Por supuesto, colaboran en acciones caritativas para el consuelo espiritual y material de los necesitados.

Actualmente, son más de 60 Hermanas y Hermanos, presentes en varias diócesis brasileñas. Contacto (pincha aquí).

Su espíritu sigue vivo, renovándose conforme a la mente de la Iglesia en nuevas comunidades. ¡Bendito sea Dios!

144. Fraternidad Reparadora Apostólica en el Corazón de Cristo Sacerdote

La Fraternidad Reparadora es un Instituto Religioso femenino de Derecho Diocesano, fundado por el jesuita. P. Luis María Mendizábal en 1977 (Toledo). Las Hermanas viven una vida religiosa estrictamente austera y disciplinada. Diariamente adoran al Santísimo Sacramento. Dimensión fundamental de su espiritualidad es la reparación al Sagrado Corazón de Jesús, al Amor no amado. Toda su vida está encaminada a ser ofrendas vivas al Divino Corazón por los pecados del mundo y la salvación de la humanidad. Las Hermanas, que viven de la caridad de la gente, colaboran en las diversas actividades parroquiales, asistiendo a los párrocos, organizan charlas, animan las funciones litúrgicas, predican retiros, visitan a los enfermos y a los ancianos, y dan catequesis además de organizar jornadas para la niñez y la juventud. El centenar largo de religiosas se encuentra repartido por varias diócesis españolas. Su Casa Madre está en Oropesa (Toledo).

C/ Las monjas nº 13
45560 Oropesa- Toledo
(Castilla- La Mancha)
Telf: 925 450 243

143. Siervas de los Pobres del Tercer Mundo



En nuestra entrada nº 73 dimos a conocer a los Siervos de los Pobres del Tercer Mundo (ver aquí). Ahora queremos presentar a la rama femenina de vida consagrada de este movimiento eclesial, Opus Christi Salvatoris Mundi, fundado por el P. Giovanni Salerno en 1983 (Cuzco- Perú).


Las Hermanas tienen el mismo carisma de los Siervos: vivir el compromiso de continua conversión para seguir a Cristo Pobre, quien no vino para ser servido, sino para servir y dar la vida por los hombres. Este servicio se inspira en el servicio de Cristo, motivo por el cual se esmeran en reconocer su Rostro dolorido en los rostros desfigurados de los más pobres, esforzándose en amarlos con los mismos latidos del Corazón de Jesús. Junto a los tres clásicos votos religiosos, las Hermanas profesan un cuarto voto de continua conversión.


Las Siervas de los Pobres del Tercer Mundo tienen por encargo apostólico especial, el cuidado de la infancia desamparada y abandonada, para estrechar entre sus brazos, como la Virgen María, al Niño Jesús presente en tantos niños pobres que sufren. Dirigen varias obras apostólicas destinadas a esta labor, entre ellas varias casas nido donde niños y niñas, especialmente los que presentan minusvalías psíquicas y físicas son acogidos en el amor. Su labor también se extiende a la visita semanal de pueblos mal comunicados y carentes de sacerdotes, a la catequesis y a la colaboración con las familias necesitadas. En general, colaboran en todas las obras del Movimiento.

El Movimiento está presente en España, Perú, Argentina, Chile, México, Italia, Hungría, Alemania y EEUU. Para contactar con las Hermanas dirigirse a los centros del Movimiento (web) en estos países.

142. Hermanitos de los Pobres de María



"Primero la vida interior;
que vuestras ocupaciones y trabajos
no impidan vuestra unión con Dios".
(Madre Emilia de San José)

Los Hermanitos de los Pobres de María son una Asociación Pública de Fieles que comienza su existencia el 25 de marzo de 2013 en la Diócesis de Guanare (Venezuela). Los Hermanitos están afiliados al Instituto de Hermanitas de los Pobres de Maiquetía, fundado por el P. Santiago Machado y la Venerable Madre Emilia de San José Chapellín Istúriz en 1889, con las que comparten carisma y espiritualidad.


Los Hermanitos tienen por misión procurar la mayor gloria de Dios por todos los medios que estén a su alcance, mediante la santificación personal por la profesión y vivencia comunitaria de los votos de castidad, pobreza y obediencia y el cumplimiento de sus Estatutos particulares. Trabajan en la extensión del Reino de Dios mediante una profunda vivencia eucarística, la asistencia material y espiritual a los pobres, la labor parroquial, la atención a los enfermos en hospitales y demás instituciones de beneficencia, la educación cristiana de la niñez y la juventud carentes de los suficientes recursos económicos en escuelas y colegios… A fin de contribuir a que la Palabra de Dios se difunda y glorifique, y el Reino de Dios sea anunciado y establecido en toda la tierra, los Hermanitos extenderán, Dios mediante, sus actividades a las misiones en aquellos pueblos o grupos humanos que todavía no creen en Cristo.


Los Hermanitos están presentes en la ciudad de Guanare (Venezuela).

- Hermanitos de los Pobres de María
Convento de San José
Vía Guanare - Biscucuy. Sector la Raya
Guanare Edo. Portuguesa
Venezuela
Telf.: 0426-3165711

141. Hermanos del Buen Samaritano

“En el anciano y el indigente hallaremos a un Dios escondido”.
*
Los Hermanos del Buen Samaritano constituyen una nueva comunidad religiosa iniciada por el P. José Hernando Palacio Marín, en 1999, en Colombia. El ideal de los Hermanos consiste en vivir como Jesús de Nazaret, llevando una vida pobre, de servicio, fraterna, dejando familia, riquezas, poder, para servir a los más necesitados y marginados de la sociedad, haciéndoles patente el Amor de Dios. Siguen la espiritualidad franciscana (llevan el cíngulo franciscano para ceñir el hábito) de pobreza, sencillez, abandono en Dios y testimonio entre los humildes.

El primer hábito (1999)
*
La misión de la comunidad es acoger, albergar, atender y orientar a los ancianos abandonados y a los limitados físicos, brindándoles una mejor calidad de vida, suministrándoles vivienda, alimento, vestuario y salud para el cuerpo, y ofreciéndoles el amor de Dios que se manifiesta en la acogida de la Iglesia. Están presentes en Colombia, con varios centros de acogida en los que trabajan más de cuarenta Hermanos.

140. Siervas de los Pobres, Oblatas Benedictinas

Las Siervas de los Pobres, Oblatas Regulares de la Orden de San Benito, son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por Dom Camille Leduc, monje benedictino de Solesmes, en 1874 (diócesis de Angers, Francia). Las Hermanas se dedican a las obras de la vida activa y a los ejercicios de la vida contemplativa, a ejemplo de Santa Francisca Romana, modelo de perfecta benedictina al servicio de los necesitados.

“Ante todo y sobre todo, se ha de atender a los hermanos enfermos, sirviéndolos como a Cristo en persona, pues Él mismo dijo: "Enfermo estuve y me visitasteis" y "lo que hicisteis a uno de estos pequeños, a mí me lo hicisteis". (Regla de San Benito XXXVI)

Las Hermanas profesan la Regla de San Benito. Cantan el Divino Oficio, realizan la lectio divina, se entregan a la contemplación, ofrecen hospitalidad al visitante, y trabajan en la huerta y en las distintas oficinas monásticas. Hasta aquí, un monasterio clásico de benedictinas. Sin embargo, su vocación, confirmada por la Iglesia, las impulsa a salir del monasterio en busca de los enfermos y los pobres para llevarles alivio espiritual y material. Este servicio lo entienden como una continuación y prolongación del culto eucarístico. En estas personas necesitadas el rostro de Cristo, pobre y doliente, resplandece con mayor intensidad. Ancianos impedidos, familias necesitadas, enfermos en cama, etc., son visitados a diario por las Hermanas, y de manera gratuita. En esos momentos representan a la Iglesia que abraza y consuela a sus hijos necesitados.

Las Hermanas están presentes en Francia, Senegal y República Democrática del Congo.

Folleto vocacional *Pincha aquí*