145. Instituto Hesed: Hermanos y Hermanas de la Santa Cruz y de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo


Flos Carmeli,
ora pro nobis!

* El término hebreo Hesed (actitud amorosa y misericordiosa sin límites) hace alusión al modo de comportarse de Dios en su fidelidad a la Alianza y en su amor inquebrantable a su pueblo.

El Instituto Hesed de los Hermanos y Hermanas de la Santa Cruz y de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, fue fundado por las MM. Kelly Patricia y Jane Madeleine en 1997 (Brasil). Ambas mujeres sintieron en unión de corazones el llamado del Espíritu a iniciar una congregación religiosa “donde las almas, aisladas del mundo, ardieran en sacrificio delante del Trono de Dios, pidiendo su Misericordia para el mundo entero… implorando la bendición para los sacerdotes, y preparando por su oración al mundo para la última venida de Cristo” (Diario de Santa Faustina 1154). En 1998 fue aprobada la rama femenina de las Hermanas.

En 2001 inicia la rama masculina de los Hermanos de la Santa Cruz y de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo. Con idéntico carisma, los Hermanos acogen vocaciones clericales (sacerdotes) y laicales (hermanos).

La comunidad posee espiritualidad carmelitana, buscando la unión íntima y perfecta con Dios en la práctica de la oración, la contemplación, la adoración, la expiación, la acción de gracias y la misión. Conmovidos, como su Santa Madre Teresa de Jesús, los Hermanos y Hermanas asumen como objetivo primordial la reparación por los sacerdotes y la oración por su santificación. Su otro pilar espiritual lo constituyen las revelaciones de la Divina Misericordia a Santa Faustina Kowalska.

La comunidad lleva una vida sencilla de oración y trabajo, que se ofrece de día y de noche, para que Dios derrame su Misericordia sobre el mundo entero, esto es, para que llegue al conocimiento del Único Salvador Jesucristo. Por misión tienen divulgar la espiritualidad carmelitana y de la Divina Misericordia, ayudando a las personas a reencontrarse con el Amado, a través de la oración, la adoración, la Santa Misa, el Santo Rosario y el apostolado. Promover las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa, con un seguimiento adecuado, también es parte de su empresa apostólica, así como la organización de retiros, encuentros, cenáculos de oración, etc. Por supuesto, colaboran en acciones caritativas para el consuelo espiritual y material de los necesitados.

Actualmente, son más de 60 Hermanas y Hermanos, presentes en varias diócesis brasileñas. Contacto (pincha aquí).

Su espíritu sigue vivo, renovándose conforme a la mente de la Iglesia en nuevas comunidades. ¡Bendito sea Dios!

5 comentarios:

†Crux-εEt-ΩGladius. dijo...

Que Dios bendiga esa gran obra.

Anónimo dijo...

donde estan presente

raquelveiga dijo...

Na cidade de Fortaleza, Ceará - Brasil. É ali a Casa mãe. Belíssimo Instituto!

Anónimo dijo...

Deberían fundar aquí en Quito Ecuador o en Colombia para formar parte de ellas y que recibieran vocaciones tardías, aquí hay una comunidad brasileña llamada toca de asís pero deja mucho que desear les falta mucha caridad y entrega ya que llegan muchas jóvenes de todas partes de Ecuador y Colombia pero no se quedan yo he tenido contactos con ellas pero la verdad es que no me hacen sentir nada. Mercedes.

Anónimo dijo...

hola Hermana la la paz sea con tigo.... en Ecuador hay una comunidad que se esta fundando similar a esta.... pongase en contacto carlin_r22@yahoo.es