141. Hermanos del Buen Samaritano

“En el anciano y el indigente hallaremos a un Dios escondido”.
*
Los Hermanos del Buen Samaritano constituyen una nueva comunidad religiosa iniciada por el P. José Hernando Palacio Marín, en 1999, en Colombia. El ideal de los Hermanos consiste en vivir como Jesús de Nazaret, llevando una vida pobre, de servicio, fraterna, dejando familia, riquezas, poder, para servir a los más necesitados y marginados de la sociedad, haciéndoles patente el Amor de Dios. Siguen la espiritualidad franciscana (llevan el cíngulo franciscano para ceñir el hábito) de pobreza, sencillez, abandono en Dios y testimonio entre los humildes.

El primer hábito (1999)
*
La misión de la comunidad es acoger, albergar, atender y orientar a los ancianos abandonados y a los limitados físicos, brindándoles una mejor calidad de vida, suministrándoles vivienda, alimento, vestuario y salud para el cuerpo, y ofreciéndoles el amor de Dios que se manifiesta en la acogida de la Iglesia. Están presentes en Colombia, con varios centros de acogida en los que trabajan más de cuarenta Hermanos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

me llamo exneider quisiera saber como ser parte de la comunidad para atender aquellos hermanos que sufren ya que en ellos esta el rostro de cristo sufriente

jose dijo...

hola me llamo jose,desde España ¡teneis casa s aquí en España?,me gustaría saber un poco mas de vosotros,gracias,josestable@hotmail.com.

Alejandro Ruiz Romero dijo...

Hola buenas, estoy muy interesado en entrar en la congregacion y soy de españa, mi gmail es futurosacerdotesidiosquiere@gmail.com

Alejandro Ruiz Romero dijo...

Jose te contestaron? Y si te informaron me pasas informacion de la comunidad? Gracias

Xavier Sierra dijo...

Paz y bien. Lamentando el fallecimiento del querido padre fundador. Lo conocí, compartí con él buenos y santos momento. Que Dios lo lleve pronto a su seno.

Leonardo Cespedes Londono dijo...

Tuve la oportunidad de tratar personalmente con el Padre Hernando Palacio, dos caracteristicas predominantes que me llamaron muchisimo la atención de éste sacerdote, su sencillez para todas las personas que con el se encontraran, y su amor incondicional por los mas desvalidos.
Sea Dios nuestro Padre acogiendolo en su seno y haga prospera la obra de los Hermanos del Buen Samaritano que El, le inspiró fundar.
siempre estará en nuestro corazón.
Leonardo.