78. Hermanitas de la Consolación



«Odiarán el mal, pero este odio jamás les impedirá amar a los hombres: llevándolos en su corazón, hasta los más perversos, como el Corazón de Jesús» (Beato Carlos de Foucauld)
*

Las Hermanitas de la Consolación, del Sagrado Corazón y de la Santa Faz fueron fundadas en 1989 en la Diócesis de Fréjus- Toulon. Se trata de una fraternidad religiosa de monjas misioneras en el espíritu del Beato Carlos de Foucauld. Las religiosas tienen por carisma el deseo de consolar en cada instante de sus vidas al Sagrado Corazón así como a su Santa Faz, expresión visible del amor y del sufrimiento del Señor.


Unidas en el corazón de la Santa Iglesia, y partícipes de la oración de Cristo por la gloria del Padre en el Espíritu Santo, las Hermanitas recitan y cantan cada día el Oficio Divino en latín. Los cantos gregorianos suenan en la Misa de comunidad. Recitan el Rosario y adoran al Santísimo Sacramento, prácticas fielmente observadas por el Beato Foucauld. La vida comunitaria se desarrolla de una manera muy simple, en la imitación de la Sagrada Familia de Nazaret, bajo cuyo patronazgo se ponen. La Santa Misa la suelen tener según la Forma Extraordinaria.


Llevan un estilo de vida contemplativo pero abierto a labores apostólicas compatibles con la observancia y la vida de oración. A fin de favorecer un apostolado sólido que fomente la consolación y el amor al Sagrado Corazón, las religiosas trabajan con todos los estadios de edad: con los niños (catecismo, campamentos), con los jóvenes (retiros, peregrinaciones, campamentos), con los adultos (conferencias espirituales, peregrinaciones, grupos de oración), y con las personas mayores y enfermas (visitas).


«Pregúntate en cada cosa: "¿Qué habría hecho el Señor?", y hazlo. Es tu única regla, la regla absoluta». (Beato Carlos de Foucauld)
+

Las Hermanitas viven del trabajo de sus propias manos: elaboran y restauran diversos ornamentos y utensilios litúrgicos, siguiendo el canon de belleza tradicional digno de la Majestad de Dios. Como hijas de la Providencia, aceptan también las limosnas y ayudas de los fieles.
...

Monastère Notre Dame de la Consolation
33, Boulevard du Jardin des Plantes- 83 300 Draguignan (France)
Tél : 04 94 76 38 69

77. Padres de la Misericordia

R.P. Jean- Baptiste Rauzan
Fundador

Lema: Misericordia motus est

Los Padres de la Misericordia son un Instituto Religioso Clerical de Derecho Pontificio, fundado por el R.P. Jean-Baptiste Rauzan en 1808, en Lyon (Francia). El Fundador dio inicio a un movimiento misionero para salvaguardar la fe en Francia, atacada por los revolucionarios. En un principio, se denominaron Padres de Francia. En 1830, los religiosos son dispersados a causa de los tumultos revolucionarios. El P. Rauzan viaja a Roma y recibe de Gregorio XVI la autorización para fundar una nueva sociedad: los Padres de la Misericordia, que se asociará a Propaganda Fide para llevar el Evangelio hasta los confines de la tierra. En 1905, por el decreto de supresión de todas la Órdenes y Congregaciones religiosas en Francia, los religiosos se trasladan a Bélgica. En 1940, la congregación se traslada por entero a los EEUU, exceptuando una casa de estudios en Roma.


P. William Casey, General

Los Padres de la Misericordia realizan diversas tareas apostólicas encaminadas a la cura de almas en la espiritualidad de la Divina Misericordia. Especialmente se han distinguido por ayudar al clero secular en las parroquias. Bajo la autoridad de los obispos predican ejercicios espirituales, oyen confesión, realizan labores parroquiales, de enseñanza de la fe, capellanías, etc. El pasaje bíblico que inspiró al Fundador fue el del Hijo Pródigo. El hábito del Instituto consiste en la sotana romana negra con fajín del mismo color, el emblema de la congregación en el pecho (el retorno del Hijo Pródigo), y en ocasiones especiales una gran cruz pectoral.

76. Hijos del Santísimo Redentor

"Soy enviado para evangelizar a los pobres".
(San Alfonso Mª de Ligorio)
+
El Instituto de los Hijos del Santísimo Redentor, fue fundado en 1988 por el R.P. Michael Mary (en el siglo Gregory Wilson Rae Sim), en la localidad inglesa de Sheppey (Kent). En 1999 se trasladaron a la isla de Papa Stronsay (Escocia; Diócesis de Aberdeen). Recientemente, han fundado en la ciudad de Christchurch (Nueva Zelanda). En junio de 2008, esta comunidad se ha reconciliado con la Santa Sede, entrando en perfecta comunión con el Sumo Pontífice Benedicto XVI. Su espiritualidad y carisma se basan en las enseñanzas de San Alfonso María de Ligorio, pero no están vinculados a la Congregación del Santísimo Redentor fundada por éste.

"Toda la santidad y la perfección del alma consiste en el amor a Jesucristo, Nuestro Dios, Nuestro Sumo Bien y Nuestro Redentor. La caridad es la que da unidad y consistencia a todas las virtudes que hacen al hombre perfecto". (San Alfonso Mª de Ligorio)

El Instituto oficia el culto según la Forma Extraordinaria del Rito Romano y además tiene miembros que siguen los ritos bizantinos de la Iglesia Greco- Católica. Sus tareas pastorales consisten en predicar el Evangelio de Jesucristo conforme al Magisterio de la Iglesia, dar retiros espirituales, dirección espiritual, conferencias, publicaciones católicas, etc. Actualmente consta de 20 miembros. Los juniores se preparan para el sacerdocio en el Seminario (web) de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro en Denton (EEUU).

"Grande es la dignidad de los sacerdotes, pero no menor la obligación que sobre ellos pesan. Los sacerdotes suben a gran altura, pero se impone que a ella vayan y estén sostenidos por extraordinaria virtud; de otro modo, en lugar de recompensa se les reservará gran castigo". (San Alfonso Mª de Ligorio)

Benedicto XVI y la Vida Religiosa IV

Viaje Apostólico a Francia, septiembre de 2008:

... Por un título especial, los religiosos, las religiosas y todas las personas consagradas viven de la Sabiduría de Dios, expresada en su Palabra. La profesión de los consejos evangélicos os ha configurado, queridos consagrados, con Aquel que, por nosotros, se hizo Pobre, Obediente y Casto. Vuestra única riqueza -la única, verdaderamente, que traspasará los siglos y el dintel de la muerte- es la Palabra del Señor. Él ha dicho: "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (Mt 24,35). Vuestra obediencia es, etimológicamente, una escucha, ya que el vocablo "obedecer" viene del latín obaudire, que significa tender el oído hacia algo o alguien. Obedeciendo, volvéis vuestra alma hacia Aquel que es el Camino, la Verdad y la Vida (cf. Jn 14,6) y que os dice, como San Benito enseñaba a sus monjes: "Escucha, hijo mío, las instrucciones del maestro y prepara el oído de tu corazón" (Regla de San Benito, Prólogo). En fin, dejaos purificar cada día por Aquel que nos dice: "A todo sarmiento que da fruto, mi Padre lo poda, para que dé más fruto" (Jn 15,2). La pureza de la divina Palabra es el modelo de vuestra propia castidad; garantía de fecundidad espiritual.

... Las liturgias de la tierra, ordenadas todas ellas a la celebración de un Acto único de la historia, no alcanzarán jamás a expresar totalmente su infinita densidad. En efecto, la belleza de los ritos nunca será lo suficientemente esmerada, lo suficientemente cuidada, elaborada, porque nada es demasiado bello para Dios, que es la Hermosura infinita. Nuestras liturgias de la tierra no podrán ser más que un pálido reflejo de la liturgia, que se celebra en la Jerusalén de arriba, meta de nuestra peregrinación en la tierra. Que nuestras celebraciones, sin embargo, se le parezcan lo más posible y la hagan presentir.

75. Hermanas de Caridad de Santa María

Madre María Luisa Clarac, Fundadora

«Amar al Señor, hacer que lo amen, ser la presencia de Dios en la tierra, ofrecer un poco de alegría y dar la paz de Cristo: con este fin es llamada la Hermana de Caridad de Santa María».

Las Hermanas de Caridad de Santa María, son un Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Madre María Luisa Clarac en 1871, en Turín. Son tres los pilares que sostienen la obra de la Madre Clarac: el seguimiento de Cristo, común y básico para toda forma de vida consagrada; el espíritu de Caridad multiforme propio de San Vicente de Paul (había sido Hija de la Caridad), que informó toda la vida y la actividad de la Fundadora; y un particular amor a la juventud que, en la escuela de San Juan Bosco, la ayudó a comprender las necesidades de su tiempo. Además, el Instituto integra su vida espiritual con especiales devociones a la Cruz, a María Santísima y a San José.

Lema: ¿Quién nos separará del Amor de Cristo?
+
A sus hijas les dejó un estilo de vida: dedicarse a las obras más humildes, más escondidas, a las almas más descuidadas y más olvidadas, a aquéllas a las que frecuentemente las grandes organizaciones caritativas no llegan o no conocen: "Estas pequeñas obras están reservadas a ustedes, pequeñas espigadoras, en el vasto campo de la Iglesia". Y también dejaba un estilo de servicio: considerar a los jóvenes un campo esencial del apostolado, y entre aquéllos, a los más pobres y abandonados; personalizar la relación educativa instruyendo en una religiosidad seria, esencial y personal, y haciéndoles comprender a las jóvenes la importancia de su misión en la familia, en la Iglesia y en la sociedad; en una palabra, prepararlas para la vida. Se dedican entonces a la educación de la juventud en escuelas primarias y secundarias, en institutos asistenciales, internados, oratorios y talleres. Se ocupan además del cuidado de los enfermos en hospitales, dispensarios y casas de reposo.

La Congregación está formada por más de 300 Hermanas presentes en Italia, Argentina, India, México, Estados Unidos, Chile, Ecuador, Perú, Colombia y Canadá.

74. Congregación Apostólica Marta y María



La Congregación Apostólica Marta y María fue fundada por Monseñor Miguel Ángel García Aráuz (+2004) y la Madre Ángela Eugenia Silva Sánchez, en 1979 en la Diócesis de Jalapa (Guatemala). Fueron almas orantes que deseosas del Reinado de Cristo, vieron la necesidad en aquellas tierras, donde la miseria abría puertas a las sectas y existía una precaria atención espiritual (más de siete mil kilómetros cuadrados para siete sacerdotes), de formar una congregación religiosa de mujeres consagradas que llevaran a cabo dicho deseo.


Los Fundadores quisieron distinguir al Instituto con el nombre de "Marta y María" para señalar los dos principios que rigen sus vidas: la contemplación de los Misterios Divinos (María) y la acción apostólica en el servicio generoso y desinteresado a los hermanos (Marta). Ambas facetas se funden motivadas en el amor al Divino Maestro, a ejemplo de las Santas hermanas de San Lázaro.


A su vida de oración y contemplación en la intimidad con Jesús Eucaristía, unen el celo apostólico en el servicio a los hermanos y la Iglesia, que se cristaliza en la atención de niños discapacitados y huérfanos, personas drogodependientes, ancianos abandonados y otras obras de caridad. Actualmente, la Congregación cuenta con más de 700 religiosas presentes en Guatemala, España, Venezuela, Honduras, Argentina, EEUU, Italia, Etiopía, Cuba y Lituania.


 Email (Casa General): martaymariag@usa.net

España

- Sede principal:
Avda. Las Palmeras, 28
Finca España. “Hogar San José”
38205 La Laguna -Tenerife
España

La Madre Ángela ha fundado la rama masculina: los Misioneros de Betania, cuya casa de formación está en la Diócesis de Tarazona (España).


73. Siervos de los Pobres del Tercer Mundo



“EL carisma del Siervo de los Pobres es servir a Cristo en los pobres del Tercer Mundo, entregando su vida por ellos, ofreciendo un testimonio de servicio humilde  y silencioso como Jesús de Nazaret”.

Los Siervos de los Pobres del Tercer Mundo fueron fundados por el ex-religioso agustino P. Giovanni Salerno en 1983, en la Diócesis de Cusco (Perú). El carisma fundacional del Instituto es el compromiso de continua conversión para seguir a Cristo Pobre, quien no vino para ser servido, sino para servir y dar la vida por los hombres. Este servicio se inspira en el servicio de Cristo, motivo por el cual se esmeran en reconocer su Rostro dolorido en los rostros desfigurados de los más pobres, esforzándose en amarlos con los mismos latidos del Corazón de Jesús. Junto a los tres clásicos votos religiosos, profesan un cuarto voto de continua conversión. Como Regla inspiradora tienen la Imitación de Cristo de Tomás de Kempis.


P. Giovanni Salerno

Los Siervos de los Pobres del Tercer Mundo ponen toda su confianza no en sus propias manos o en sus propias dotes, sino únicamente en el Señor que todo lo da gratuitamente. Viendo la multitud hambrienta del Tercer Mundo, quieren ayudarla con lo mejor de sí mismos, es decir, con su juventud ofrecida al Señor como verdadero incienso de amor, en el silencio de la oración y del servicio al hermano que sufre hambre, enfermedad y pobreza.


La espiritualidad se basa en la del Siervo de Yahvé que es obediencia dolorosa, silencio y muerte. Y esto para que pueda cumplirse en plenitud la verdadera liberación, la resurrección de los pobres del Tercer Mundo. Mas no deberán adherirse a ningún partido político o de opinión, sino exclusivamente al Evangelio de Jesucristo, reconociendo como importante, únicamente, la «política de la Cruz»: “El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, cargue con su cruz y me siga” (Mt 16,24); «Sin mí no podéis hacer nada» (Jn 15,5). La nota característica de cada uno de los miembros debe ser la fidelidad al Papa, a la Iglesia. Para ellos, la obediencia al Santo Padre es inherente a la vocación misma del Siervo, pues han nacido como Movimiento para representar al Santo Padre y a la Iglesia entre los pobres.


En cuanto al apostolado, la principal tarea debe ser la evangelización humilde y silenciosa con el empeño de una caridad sin límites, para que los pobres puedan alcanzar una condición acorde con su dignidad de personas humanas. Van a trabajar donde los demás no llegan, más allá del asfalto, para buscar a los débiles, curar a los enfermos, liberar a los oprimidos. Regentan orfanatos para niños, centros de formación, escuelas, dispensarios, etc. El Movimiento está presente en España, Perú, Argentina, Chile, México, Italia, Hungría, Alemania y EEUU. Para contactar con los Siervos dirigirse a los centros del Movimiento Opus Christi Salvatoris Mundi en estos países. También los laicos y los matrimonios desde su estado de vida pueden participar en esta gran obra de Dios.


Seminario de los Siervos en España

Los Siervos estudian en el Seminario de San Ildefonso de Toledo y residen en una hermosa casa religiosa a pocos kilómetros de la ciudad. Contacto: Siervos de los Pobres del Tercer Mundo. Ctra. a Mazarambroz s/n. 45110 Ajofrín (Toledo) - España / tel.: (00.34) 925 39 00 66.

* Siervos de los Pobres del Tercer Mundo (web)

***

E- mails:

. sptmcuzco@hotmail.com
. seminario.msp@gmail.com (Seminario en España)

72. Hermanas de la Reparación del Sacratísimo Corazón de Jesús

M. Fundadora (centro)

Las Hermanas de la Reparación del Sacratísimo Corazón de Jesús, fueron fundadas por la Madre María Gracia de la Cruz, ex religiosa de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia, en 1999. El joven Instituto está inspirado en el carisma de las Esclavas Reparadoras, fundadas por Monseñor Antonio Celona en Sicilia (1919). Especialmente en la vida de Sor María Alfonsa del Niño Jesús (+1994), Esclava Reparadora, que evangelizó en los EEUU y que por motivos de salud tuvo que regresar a Italia, donde ofreció sus terribles sufrimientos por la santidad de sacerdotes y religiosos. La Madre María Gracia de la Cruz fue su hija espiritual, y depositaria de sus deseos: continuar la misión que ella inició en América.

Sor María Alfonsa

"Cultivad la santidad en los niños y la juventud, y sólo así recogeréis buenos frutos agradables para el Señor”. (Mons. Antonio Celona)
*
El fin fundamental de las Hermanas es la reparación del Corazón de Jesús a través de la Adoración Eucarística, y la vivencia y propagación del Mensaje de la Divina Misericordia. La contemplación y la penitencia deben primar en la vida regular de las Hermanas, antes que las actividades apostólicas. Como modelo excelso de imitación tienen a la Santísima Virgen María, primera Reparadora del Corazón de su Amado Hijo. Como Celestiales Patronos de la comunidad están San Francisco de Asís, Santa Faustina Kowalska y San Miguel Arcángel.

El apostolado principal de las Hermanas es la educación de la juventud y su instrucción doctrinal. Dan catequesis, clases de religión, conferencias sobre la Misericordia Divina, organizan campamentos para jóvenes, etc. Actualmente están presentes en los EEUU.

71. Misioneros de la Misericordia Divina



"El hombre necesita a Dios, y Dios en su Amor, sale a su encuentro derramando los rayos de Misericordia, que tanto le costaron, porque el precio fue que su Corazón fuese Traspasado."

Los Misioneros de la Misericordia Divina son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano, nacido en 2005 en la Diócesis de Fréjus Toulon (Francia). Reunidos por el deseo de vivir la Misericordia Divina, los miembros del Instituto son llamados a trabajar en la predicación del mensaje de Jesús Misericordioso, revelado a Santa Faustina Kowalska, Patrona de la Comunidad. Hacer de la Eucaristía el centro de la vida sacerdotal es un elemento constitutivo del naciente Instituto. Esta sociedad misionera ejerce su carisma en la vivencia y propagación de la Liturgia según la Forma Extraordinaria del Rito Romano. Conscientes de que la fecundidad apostólica depende de la intimidad de cada religioso con Cristo, todos los días tienen una hora de Adoración Eucarística.


Ceremonia de vestición

Los Misioneros trabajan en la Nueva Evangelización fomentando las procesiones públicas, la evangelización puerta a puerta y las misiones populares. Especialmente están llamados a testimoniar a Cristo a los musulmanes, teniendo al Bienaventurado Carlos de Foucauld como co- Patrono del Instituto, por ser él testimonio preclaro de Cristo en el mundo islámico. Actualmente trabajan en la parroquia personal de San Francisco de Paula, en Toulon.

* Misioneros de la Misericordia Divina (web)

70. Legionarios de Cristo


Christe Rex Noster,
Adveniat Regnum Tuum!
*
En un primer momento, el nombre oficial de este Instituto fue el de Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús y de la Virgen de los Dolores, hasta que en una audiencia papal, Pío XII les sugirió su actual nombre. Los Legionarios de Cristo son una Congregación Religiosa Clerical de Derecho Pontificio, fundada en 1941 por el P. Marcial Maciel, en la ciudad de México. El Instituto pretende trabajar para establecer el Reino de Dios en el mundo, según las exigencias de la justicia y la caridad cristiana. Esto se hará mediante la devoción al Sagrado Corazón, entendida como amor salvífico de Dios a la humanidad.

La espiritualidad de la Legión es eminentemente cristocéntrica, mariana y petrina. No profesan especial devoción a ningún Santo y tanto es así que en todas sus capillas, por norma, solamente figuran el Crucifijo central y una imagen de la Virgen María (normalmente sin policromar).

Christus vita vestra

Se ha hablado de ciertas similitudes entre la Legión de Cristo y la Compañía de Jesús, como el nombre de resonancia militar, la intensa vida de oración, la disciplina, el amor a las Constituciones, la fidelidad al Santo Padre, la obediencia a los Superiores y el celo apostólico. Similitudes que podrían ser ciertas en la antigua Compañía de Jesús. Por este motivo, por cierto tiempo, los Legionarios fueron llamados Cordijesuitas en España. Estos religiosos visten dentro de las casas religiosas sotana muy parecida a la jesuítica (sin botones ni pliegos) pero con el fajín en el lado derecho (al contrario que los Jesuitas). Fuera de las casas visten traje clerical con cuello romano.

La Congregación es una de las que ha experimentado un mayor crecimiento vocacional en poco más de sesenta y cinco años de existencia, teniendo varias Escuelas Apostólicas (para niños y jóvenes menores de 16 años) y Noviciados por el mundo. Uno de ellos en Salamanca, la que fuera llamada la “Pequeña Roma”. En una zona conocida como el "cinturón de incienso", por la cantidad de Noviciados y Juniorados de Órdenes y Congregaciones religiosas, el Noviciado de la Legión es el único que sigue en pleno rendimiento. Es de señalar que todas las comunidades son internacionales para fomentar el pluralismo y la universalidad de la fraternidad religiosa.
*

Absoluta fidelidad al Vicario de Cristo

En cuanto al apostolado, la Legión es muy activa: regenta 145 colegios, 21 institutos superiores y 9 universidades. Entre sus centros de mayor prestigio está el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma. Cuenta también con misiones, entre las que destaca la prelatura personal de Quintana Roo (zona de Cancún) donde más de sesenta Legionarios trabajan en la selva. Cada uno de los colegios acomodados de la Legión sufraga la existencia de otro centro para niños necesitados (Red de Colegios Mano Amiga). Trabajan también en la formación de líderes cristianos, sacerdotes diocesanos, formación de religiosas, obispos, obras de caridad, difusión en medios de comunicación social, etc. En todas sus labores son ayudados por el Regnum Christi, compuesto por más de 65.000 fieles identificados con el carisma y espiritualidad de esta Congregación.

La Legión de Cristo cuenta con más de 650 sacerdotes y cerca de 2.500 miembros en formación. Actualmente los Legionarios trabajan en más de veinte países de Europa, América, Australia y Asia.

Sacerdotes de Dios para la Iglesia

Nota: Tras salir forzosamente a la luz la repugnante doble vida del indigno sacerdote fundador Marcial Maciel, la Legión de Cristo se encuentra sometida a una intervención por parte de la Sede Apostólica. Esta intervención con Delegado Pontificio tiene por objeto reestructurar y redefinir el carisma, la espiritualidad, las costumbres (muchas veces antievangélicas), etc. de esta institución. Se trata de un proceso de purificación con vistas a eliminar aquellos elementos fruto de las pervesiones y manipulaciones que Maciel inoculó en la Congregación para beneficio propio y de sus secuaces en la misma. Dios quiera que en verdad se purifique la Legión, empezando por el cambio de este poco acertado nombre.

69. Hermanas Dominicas de María, Madre de la Eucaristía

Las Hermanas Dominicas de María, Madre de la Eucaristía, son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano, fundado por cuatro monjas Dominicas en 1997 en la archidiócesis de Nueva York. El propósito del nuevo Instituto es renovar la vida religiosa y revivir la educación católica tradicional, para la restauración de la cultura y la sociedad cristiana.

Las Hermanas rigen sus vidas por una observancia regular en el espíritu de Santo Domingo de Guzmán: Santa Misa, Oficio Divino, Adoración Eucarística en Comunidad, rezo completo del Santo Rosario, estudio de la doctrina católica y apostolado. Todos los días, las religiosas renuevan su consagración a María según la fórmula de San Luis María Grignon de Monfort. Respecto al apostolado, sirven a la Iglesia en el carisma típico dominicano, la predicación de la Verdad: enseñanza, catequesis y evangelización, en especial entre los más jóvenes.

A día de hoy, las Hermanas se encuentran repartidas en varias diócesis de los EEUU. En apenas diez años, a las cuatro primeras fundadoras se les han unido ya un centenar de jóvenes religiosas, siendo unos de los Institutos con mejor salud vocacional.

68. Misioneros de los Pobres

P. Richard Ho Lung, Fundador


Lema: "Alegre servicio con Cristo en la Cruz"

El Instituto de los Misioneros de los Pobres fue fundado por el P. Richard Ho Lung, converso del budismo y ex-Jesuita, en 1980, en Jamaica. En 1998 recibió la Aprobación Pontificia. La comunidad está compuesta por Hermanos y Sacerdotes.

Rostro enfermo de Cristo

Cuando no están inmersos en las actividades apostólicas, los Misioneros se rigen por un estilo de vida monástico dentro de sus conventos: Oficio Divino en comunidad, Santa Misa, Rosario diario, oración mental… Especialmente velan por guardar el voto de pobreza para ser pobres con los pobres, ofreciendo un verdadero testimonio carismático. No poseen nada a título personal, no cobran sueldo alguno, siempre llevan un sencillo hábito religioso con fajín azul en honor de la Virgen Santísima, no tienen televisión, ni actividades de ocio, a no ser las recreaciones comunitarias. Verdaderamente son pobres como los que ellos sirven.

La labor primaria de los Misioneros es dar alberque y cuidar de los pobres y necesitados. Además de los votos clásicos de pobreza, castidad y obediencia, los Misioneros profesan un cuarto voto de servicio gratuito. Este cuarto voto se cumple diariamente en los centros de acogida que regentan, donde se recibe, en nombre de Cristo, a más de cuatrocientas personas de diversas edades. Muchos tienen algún tipo de discapacidad como trastornos mentales, deformaciones físicas, ceguera, o enfermedades varias como sida o cáncer. Son los desahuciados de aquellos países dominados por la pobreza y la corrupción de sus gobiernos. Los Misioneros ven a Cristo Crucificado en esta gran familia de “indeseables” a la que ellos se entregan.

Actualmente, más de 500 Misioneros de los Pobres trabajan en Haití, India, Uganda, Kenia, EEUU, Filipinas y Jamaica.

67. Fraternidad de la Divina Misericordia

La Fraternidad de la Divina Misericordia es un Instituto en formación, compuesto por sacerdotes y candidatos al sacerdocio, que se propone la santificación de sus propios miembros y la humilde cooperación a la vida y el apostolado de la Santa Iglesia. La comunidad se empeña en modelar la propia vida doctrinal, litúrgica, apostólica y disciplinar en total conformidad con el Magisterio Eclesiástico. Celebra los Oficios Litúrgicos según la Forma Extraordinaria del Rito Romano y establece que el criterio de lectura de los documentos y directivas del Magisterio es la “hermenéutica de la continuidad”, señalada por el Romano Pontífice Benedicto XVI. En algunas actividades apostólicas, pueden oficiar según el Novus Ordo, con dignidad y solemnidad como corresponde a la Majestad de Dios.

En cuanto al apostolado, la Fraternidad tiene por objetivo la dilatación del Reino de Dios mediante obras pastorales, educativas y culturales que se revelan necesarias y oportunas según la situación del lugar y el juicio de los Prelados. Todo ello para cooperar a la restauración de la Iglesia, sacudida en los últimos años por múltiples ataques externos e internos, que la han hecho tambalear en los campos doctrinal, litúrgico, apostólico y disciplinar. La Fraternidad está presente en Italia.

E- mail de contacto: fraternitadivinamisericordia@gmail.com

66. Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María

"Todo por el Corazón de Jesús, a través del Corazón de María"
+

Las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María son un Instituto Religioso de Derecho Diocesano, fundado en 1990 por la Madre Adela Galindo, en la Archidiócesis de Miami (EEUU).

El carisma espiritual de la congregación es ser ofrendas de amor y consolación a los Corazones Traspasados de Jesús y María, optando en todo por la perfección del amor. Dicha espiritualidad tiene cuatro características: eucarística, mariana, carismática y petrina (fidelidad al Papa y al Magisterio). Junto a los tres clásicos votos religiosos, las Siervas profesan un cuarto voto: ser Testigos fieles de la vida, Magisterio y Tesoros de la Iglesia, esto es, pensar, sentir y vivir en el Corazón de la Iglesia, y así dar a conocer y hacer amar su Magisterio y sus Tesoros.

“Estamos llamadas a manifestar el Reino de Amor de los Corazones Traspasados de Jesús y María como la fuerza motora para la construcción de una nueva civilización.” (Madre Adela)

El hábito de las Siervas: La camisa blanca significa la pureza, mientras que el delantal que llevan encima recuerda el servicio incondicional y el espíritu de Sierva. El color del delantal es el color de la tierra, para recordar la humildad y la mansedumbre en el servicio. El cinturón pardo significa la obediencia y el amor sacrificial, y los zapatos del mismo color les recuerdan que deben caminar con humildad, siguiendo al Señor por donde Él las conduzca, aún hasta el sufrimiento. Las Hermanas llevan una cruz roja con el símbolo del pelícano, y un imperdible de los Dos Corazones cerca de sus propios corazones. El rosario que llevan en el cinturón abarca 20 Misterios, y a cada Hermana se le asigna uno de los Misterios que corresponde rezar durante el día, significando con ello su camino mariano.

“Ser testigos ardientes del poder del Amor y del Esplendor de los Tesoros de la Iglesia”. (Madre Adela)

La misión apostólica de las religiosas se apoya en dos pilares: la Doctrina y la Espiritualidad, para formar un nuevo estilo de vida en los hombres. Algunos de los múltiples apostolados son: Conferencias Eucarísticas, Marianas y Carismáticas; Retiros de preparación para la Consagración a María según las enseñanzas de San Luis María Grignon de Montfort; Misiones parroquiales; Cursos de formación sobre el Magisterio; Educación en colegios católicos; Dirección y enseñanza en la catequesis parroquial; Centro de información y formación: http://www.corazones.org/; Programas en la televisión católica sobre instrucción en la fe; Producción y distribución de casetes, videos…: enseñanzas, documentales y oraciones; Ministerio de Respeto a la Vida; Grupos Marianos de oración y formación; Peregrinaciones para fomentar el amor por los Tesoros de la Iglesia; Vigilias Eucarísticas de oración y reparación; etc. Las Siervas se encuentran presentes en EEUU. E-mail de contacto: siervas@corazones.org .

65. Hermanos de la Resurrección

Los Hermanos de la Resurrección son un Instituto Religioso Monacal, nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1974. La misión de la comunidad orbita en torno a la Séptima Obra de Misericordia: consiste en ser encargados y vigilantes de los cementerios donde son llamados. Desde estos lugares, llevan el entusiasmo, gozo y alegría de Cristo Resucitado. Su vida está regida por los momentos de oración con María Santísima, de trabajo y de formación humana y espiritual. Como monjes, el Oficio Divino es el centro de la vida en el claustro: el Oficio les ayuda a penetrar en el Misterio de Dios y a conformar sus vidas a la de Cristo en su obediencia al Padre, en su humildad, en su pobreza, en su virginidad y en su entrega a los hombres.

Vestición de un novicio

Para los Hermanos, el trabajo tiene un lugar especial: el cementerio. Trabajan en la limpieza, quitando la hierba, abriendo y cerrando los lugares donde descansan los fieles difuntos, y por supuesto, acompañando con salmos y oraciones al hermano que partió para la Casa del Padre. También se encargan de la elaboración de formas para la consagración eucarística. Este Instituto acoge vocaciones tardías hasta los cincuenta años y más.