El discernimiento para la vida religiosa

"No tengáis miedo de salir a las calles y a los lugares públicos como los primeros Apóstoles que predicaron a Cristo y la Buena Nueva de la salvación, en las plazas de las ciudades, pueblos y aldeas. Éstos no son tiempos para avergonzarse del Evangelio. Es el tiempo de predicarlo desde los tejados. No tengáis miedo de romper con estilos de vida rutinarios y cómodos para aceptar el desafío de dar a conocer a Cristo en las metrópolis modernas. Sois los que debéis salir a los caminos para invitar a todos los que encontréis, al Banquete que Dios ha preparado para su Pueblo. El Evangelio no debe esconderse por temor o por indiferencia. No es para tenerse guardado en privado. Se debe poner sobre el candelero para que la gente vea su luz y glorifiquen a Nuestro Padre Celestial." (Siervo de Dios Juan Pablo II, Jornada Mundial de la Juventud, 1993)


1. Estar a la escucha silenciosa de la Voz del Señor. Tómate tiempo para orar y meditar en silencio sobre tu vocación, especialmente frente a Jesús Sacramentado.
2. Busca un buen director espiritual -alguno al que puedas abrir tu corazón- que te ayude a desarrollar de manera madura tu relación con Dios así como el mejor conocimiento de ti mismo.
3. Encomienda a la Reina de las Divinas Vocaciones la tuya propia para que se cumpla la Voluntad de Dios en tu vida.
4. Lee libros piadosos sobre la vida religiosa y sacerdotal. Infórmate de las distintas espiritualidades y carismas que el Espíritu Santo ha regalado a su Iglesia. Lee y medita sobre la vida de los Santos religiosos.
5. Escribe a las comunidades religiosas que te puedan interesar. Sé sincero y confía en el amor providente de Dios que guiará tus pasos.
6. Visita alguna de estas comunidades para ver cómo viven.
7. Construye una relación con aquellas comunidades que más te atraigan. Ve acotando el número de las mismas. Habla sobre tus inquietudes a los religiosos y convive con ellos de manera más intensa por algún tiempo.
8. Espera en el Señor. Discernir la vocación es un proceso. No tomes decisiones a la ligera pero tampoco te extiendas demasiado en el tiempo. ¡La caridad de Cristo nos urge!

María, Reina y Madre de las Divinas Vocaciones Religiosas, ruega a tu Hijo Amado para que envíe obreros a su mies, y fortalece y protege las vocaciones de los jóvenes llamados, en esta sociedad que los afixia e impulsa a renegar de la entrega total de la vida por la causa del Reino. ¡Dios te salve Reina y Madre de Misericordia!..

5 comentarios:

Anónimo dijo...

queridos y estimados hermanos si por cosas de DIOS lees esto me gustaria te comunicaras conmigo . mi nombre es YANKO GARMILLA GARCIA.soy cubano tengo 30 años y vivo en la argentina hace 10 años. mi mensaje era por que estos 10 años en la argentina. estos largos años lejos de mi familia de hermanos y amigos. han despertado en mi el gran deceo y el amor profundo y la entrega total a DIOS en alguna comunidad eremitica ya que he sentido muy intensamente ese llamado. yo estuve ya hace algunos años haciendo retiros personales en varios monasterios BENEDICTINOS Y TRAPENSES con el fin de ingresar a una orden monastica bajo la regla de SAN BENITO. asta estuve en el prepostulantado. en la CARTUJA de SAN JOSE en la argentina. ese fue un gran regalo del cielo ya que los hermanos cartujos no permiten retiros espirituales y son muy extrictos. eso fue porque DIOS quiso que experimentara esa gran experiencia. el silencio,la soledad de celda,y la gran amiga de ellos , la soledad. bueno por cosas de mi SEÑOR. he conocido una hermosa wed de interes religioso y vocacional se llama DIVINAS VOCACIONES alli conoci. LA COMUNIDAD DE BELEN.pero en la argentina tienen una casa solo de religiosas. lo poco que he conocido de esa orden me ha enamorado de esa forma de vida en soledad y silencio.todavia no he hecho ningun retiro con las hermanas alli. pero estoy muy ancioso por hacerlo.me gustraia que si alguien sabe sobre alguna posible fundacion enla argentina de dicha orden o alguna orden de ermitaños que se este por fundar a donde me puedo dirigir para saver sobre alguna comunidad me lo harian saber a YANKOGARMILLA@YAHOO.COM.AR que DIOS Y LA SANTISIMA VIRGEN LOS AMPARE Y COBIJA A TODOS POR HEMOS DE SER TODOS HERMANOS EN ESTA TIERRA SIN MAS YANKO GARMILLA GARCIA

Anónimo dijo...

Este sí que es un blog que ayuda eficazmente en el discernimiento de las vocaciones. Los felicito de todo corazón queridos Seráficos !!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

En alguna parte de este blog he leído que algunos se quejan de que no les admiten en algunas ördenes religiosas, creyéndose ellos áptos para las mismas. Creo que el disnernimiento para ver si se tiene vocación es un largo proceso que conlleva, no sólo el deseo del vocacionado de entrar en una Orden o Instituto, sino que hay que contar con la aprobación del mismo Instituto. Nadie puede exigir que le aprueben unas oposiciones o que le acepten para médico, sino tienen los estudios y las condiciones necesarias, por muchos deseos que tenga el aspirante.

jonatan rengifo dijo...

estoy de acuerdo, con que nadie puede exigir que le aprueben, ni obligar para que le acepten, en ninguna comunidad religiosa.
Dios nos da el don o la gracia de discernir sobre el tipo de carisma que el mismo nos regala.

jonatan rengifo dijo...

Dios es quien tiene la ultima palabra en nuestra vida, y no podemos pretender obligar a x comunidad religiosa que nos acepten.
hermanos, amigos, cuando Dios llama lo hace dándonos un don un carisma determinado, descubre cual es orando.