8. Siervos/as del Hogar de la Madre

"Queremos que su Corazón materno sea el fuego que dé calor a nuestra Comunidad. Ningún hijo puede sentir soledad teniendo una Madre tan Buena".

Los Siervos del Hogar de la Madre son una asociación pública de fieles (instituto en formación) aprobados por Mons. José Guerra Campos en la diócesis de Cuenca (España), en 1994. No obstante, los orígenes se remontan al año 1983 cuando unos jóvenes se comprometieron ante la tumba del Apóstol San Pedro en el Vaticano. Bajo la dirección del fundador, el Padre Rafael Alonso Reymundo, que había dado origen al “Hogar de la Madre de la Juventud” (asociación de jóvenes cristianos) del que surgirán los dos institutos religiosos que tratamos, comenzaron su historia.

Los Siervos presentan una espiritualidad de identificación con Jesucristo y transformación en Él, desde el seno de la Virgen María. Quieren hacer de sus almas un santuario exclusivo de Dios. También profesan una espiritualidad marcadamente carmelitana en la unión con Dios a la cual se llega a través de las “nadas” teresianas: dejando a un lado las criaturas para centrarse sólo en Él. Se ponen bajo la protección de la Madre del Carmelo y portan y pregonan la devoción a su Escapulario Santísimo. Los religiosos deben ejercitarse en la práctica de la confianza, abandono y disponibilidad total a la voluntad de Dios manifestada a través de la obediencia a los superiores. Otro de los rasgos de este joven Instituto es su absoluta fidelidad al Romano Pontífice en cuestiones dogmáticas, morales y litúrgicas. Manifiestan abiertamente su adhesión al Papa en estos momentos en los que la Iglesia padece la falta de obediencia en sus ministros y consagrados.


Siempre con el Papa

La misión de los Siervos consiste en la defensa de la Santísima Eucaristía, la defensa del Honor de María Santísima, especialmente en el privilegio de su Virginidad, y la conquista de la juventud para Jesucristo. Organizan convivencias para niños y jóvenes, peregrinaciones, campamentos de verano y tandas de ejercicios espirituales. También se sirven de los modernos medios de comunicación para transmitir el Evangelio de Cristo. Han fundado una revista, un canal de televisión y una emisora de radio. Desde 2006, con vistas a una formación íntegra y ortodoxa, los Siervos estudian en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Opus Dei) en Roma.

Consagradas para siempre

Las Siervas del Hogar de la Madre preceden por un año en el tiempo a sus Hermanos. También son asociación pública de fieles (instituto en formación) aprobada por Mons. José Guerra Campos en la diócesis de Cuenca (España), en 1994. No obstante, los orígenes se remontan al año 1982 cuando unas jóvenes se comprometen como grupo apostólico ante la tumba del Apóstol San Pedro en el Vaticano.

Su espiritualidad y apostolado son idénticos al de los Siervos, dirigiendo además colegios, residencias de ancianos, catequesis, misiones en Ecuador, etc. Las Siervas estudian en el Teresianum de los Carmelitas Descalzos en Roma.

“Todas aquellas que en el transcurrir del tiempo somos llamadas por Dios a participar como miembros del regalo que el Señor le quiere hacer a su Madre, con mayor perfección, nos unimos formando las Siervas del Hogar de la Madre. Nos ponemos bajo la protección maternal de María para llegar a la Santidad a través del seguimiento de Cristo, en la Iglesia. Y tenemos como misiones específicas: La Defensa de la Eucaristía, la Defensa del Honor de nuestra Madre, especialmente en el privilegio de su Virginidad. Y la conquista de los jóvenes para Jesucristo”.

Los Siervos y Siervas se encuentran presentes en España, Italia, EEUU y Ecuador.

1 comentario:

John Castro Macias dijo...

Es buena comunidad, lastimosamente que no aceptan mayores de 30 años, pude preguntar a la casa de noviciado de España, bueno al menos son coherentes con su carisma y lo que tratan de vivir en la vida religiosa. Que Dios les bendiga